Ready player one

30 marzo 2018 - Por

Ya cuando vi la primera imagen promocional supe que iría al cine a ver esta película. El trailer terminó de convencerme y la fecha estaba en el calendario. Ayer tuve la oportunidad de pasar por las salas y qué maravilla de película, por películas así hay que pasar por el cine.

La película no cuenta la historia de Parzival un adolescente que, como todo el mundo, se pasa la vida en oasis, un mundo virtual en el que cada uno puede ser lo que quiera. El problema de Oasis es que su fundador Halliday falleció hace 5 años y dejó escondidas 3 llaves en su mundo virtual, para que quien las encuentre coja las riendas de Oasis y por tanto del mundo. Todo el planeta está tras esas llaves, pero no basta con eso hay que conocer a Halliway hasta más mínimo detalle algo que Parzival hace…

Llevo muchos años pensado que Spielberg ya no era Spielberg. “Caballo de guerra”, ” Mi amigo el gigante” e incluso “El puente de los espías” me parecen película olvidables, algo que está muy lejos de ser la marca Spielberg. Con Ready Player One vuelve a ser el Spielberg de los 80 y los 90, ese Spielberg que te lleva a mundos fascinantes, que hace emocionante cada escena, que llena de aventuras una historia que adaptada de otra manera podría haber sido un fracaso tremendo.

Y es que, si pensamos en adaptaciones como “Los Juegos del hambre” “El corredor del laberinto” o “La quinta ola” son todo películas que nacen de lo mismo, novelas de aventuras que por querer hacer fenómenos del estilo “Crepúsculo” acaban siendo películas huecas, en las que un romance sin emoción intenta ser el centro de la historia. Por suerte, la novela de Ernest Cline ha sido adaptada por un Spielberg de lo más juguetón, cuya idea de la aventura es muy superior a lo que Hollywood, dicho de otra manera ha tenido que venir papá a recordar cómo hacer buenas películas.

Y es que hacer una buena película no tiene mucho secreto, a pesar de que como se ve en la gran mayoría de lo que se estrena, parece que sé lo tiene. Si la historia es medianamente original, utilizando recursos al estilo “Regreso al futuro” (y no me refiero al deloryan a pesar de que sale) se puede hacer películas emocionantes y tremendamente divertidas. Un detalle como un coche que no arranca cuando más falta hace, un cable que no conecta porque le falta largo, detalles que Hollywood ha olvidado y que al público nos encantan.

También estan los detalles frikis que tan bien funcionan ahora. Hablar de Easter Eggs, enseñarnos el Deloryan como un coche carreras, personajes de Halo Wars, El resplandor… Una lista interminable de muestras que nos hacen recordar una época dorada para el frikismo, los años 80. La película, más allá de tener un argumento muy interesante, puede convertirse en un ejercicio de pescar referencias ochenteras.

Pero tanto los recursos para ponernos nerviosos, como las referencias nostálgicas a los 80 no son más que buenos recursos narrativos. Lo bueno de esta película está en que su fondo está lejos de ser un romance adolescente. Es una película profunda, que habla del contraste entre la realidad y la tecnología, de todo a lo que debemos dar prioridad. Spielberg habla de la amistad, el trabajo, la familia y sí el amor. Si reflexionas un poco sobre todo lo que habla, lejos de toda la aventura esta película nos habla de muchas cosas.

En cuanto a la técnica, en Ready player one hay dos mundos. El real y Oasis, si el primero es un futuro un poco aterrador, el segundo es un videojuego que ofrece todo lo que nos gustaría hacer. Oasis parece un videojuego y no hay ningún intento porque no parezca eso. Al principio parece que ver una película que es como animación puede resultar molesto, pero la realidad es que uno acaba aceptando Oasis como es y resulta tremendamente adictiva.

El resumen sería que Spielberg nos ha hecho una película como las que hacía antes y nos demuestra que sí, que hay vida más allá de los Blockbusters baratos que no dejan de estrenarse si te centras en la historia, en lo que nos hace humanos y lo salas con un poquito de espectáculo inteligente y porqué no, algo de nostalgia. Salí del cine emocionado, de hecho aún me dura la emoción. Es una película para ir al cine.

Dirección
Reparto
Guión
VFX
Nostalgia
Puntuación
Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Cotu

Fundador de la SéptimaCaja antes Teatro Kodak, blog en el que administro tanto su diseño como su contenido. Nunca fui bueno escribiendo pero aquí estoy. Empujado por mi amor al cine y la programación web, mantengo este rincón de Internet vivo. Me encanta.

Category

Criticas de cine

Tags

,

Related posts

    Mi buen amigo el Gigante 5 diciembre 2016
    Lincoln (2013) 1 febrero 2013
    Caballo de Guerra 22 marzo 2012
    Acero Puro (Real Steel) 9 diciembre 2011