Fortnite

1 septiembre 2018 - Por

Empecé a jugar a este juego hará ya unos tres meses. He pensado mucho en este post pero por diferentes motivos lo he ido alargando hasta ahora. Creo que el tiempo y lo mucho que he leído sobre él me da bases para hablar del Fortnite, no como una persona que ve un fenómeno de masas, sino como un jugador que por fin ha encontrado un videojuego que le ofrece horas de entretenimiento fresco y distinto.

Empecé en el Fortnite por casualidad. Un compañero de trabajo me dijo que el juego lo estaba petando entre jugadores de élite y demás… se juntó que esa misma semana dos personas más me hablaron del juego y por curiosidad fui a la store a ver el precio. Mi sorpresa, ¡El juego era gratuito! De modo que porqué no probarlo. Cogí mi personaje, salté de un autobús, caí en un agujero y me puse a buscar armas. No entendía nada, estuve corriendo por un escenario hasta que me mataron. La segunda partida opté por quedarme de espectador una vez muerto para comprender el juego. Se podía construir y parecía fácil, la gente dominaba la técnica. Total que me dediqué a aprender y pronto vi que no era fácil y menos en batalla cuando los nervios no te dejan actuar con tranquilidad,  así que me entregué a caer en sitios despejados de gente (para no morir rápido) y practicar un poco el uso del juego.

 El fornite, que es fácil acceder a él, pero no dominarlo.

por Bruno Toledano artículo

Tres meses han pasado desde entonces, ahora acumulo muchas partidas un poco más de habilidad y muchos retos por delante pero siempre un objetivo en mi mente, ganar una partida. Y es que como bien leí en este artículo que os recomiendo profundamente, el Fortnite es un juego al que es fácil acceder, es gratis,  pero que es muy  difícil jugar bien.

Battle Royale y construcciones

Qué es lo primero que me atrapó del juego, pues que era diferente de todo lo que había jugado hasta ahora. Mi mundo del videojuego estaba estancando en Call of dutys, assasins creeds y Gears of War. Si salían juegazos como el portal 2 o así, pronto desaparecían y así mi encanto por el videojuego estaba menguando. Hasta que aparece el modo de juego Battle Royale. 

Battle royale significa que se juega al “Sólo puede quedar uno” 100 jugadores saltan a una isla desde un autobús en paracaídas en igualdad de condiciones, sin armas ni recursos, todo hay que recogerlo al aterrizar. El objetivo es matar a los 99 restantes. Este modo de juego hace que la vida que tienes adquiera valor, porque si bien el el call of duty cuando te matan apareces y sigues jugando, aquí cada vez que mueres pierdes todo lo conseguido. El cuidado que pones por tu vida, sobre todo cuando consigues armas complicadas de conseguir le da un toque de originalidad a la pardida. Sé que hay una lista alta de videojuegos con este formato pero yo no lo había visto antes.

Además del formato, el otro elemento que cambia son las construcciones. En el Fortnite hay que recolectar recursos con un pico que tienes para poder construir paredes verticales, horizontales, rampas y tejados. Esto que de buenas a primeras parece algo nimio se vuelve algo necesario para ganar partidas. No se puede ganar a un contrincante sin aprender a construir, y hacerlo no es sencillo. Total que ya no estamos ante el clásico shooter que te obliga a disparar, aquí tenemos que hacer dos cosas a la vez. 

Recompensas del juego

Si el juego es gratuito y todos saltan de un autobús sin armas ni nada, ¿de dónde salen los 270 millones de dólares que recaudó el juego en mayo? (entre los que se encuentran mis 10€) El juego recauda ofreciendo dos opciones a los jugadores, que aunque parecen tontas, el cuerpo pide acudir a ellas.

Pase de batalla, ahí se encuentran mis 10€. El pase de batalla hace que en vez de jugar a ganar y punto se amplíe la experiencia a cumplir retos para obtener recompensas, en forma de personajes, paracaídas y bailes. Puede parece una chorrada pero jugar al juego con un buen skin (personaje) y bailes para reírte del enemigo cuando le venzas dan un estatus que todos queremos. Estatus, nada más que eso y sinembargo el tamaño del juego está ahí, en el estatus. La repercusión de estos elementos del juego es indiscutible. Todo el planeta hace bailes de fortnite y como veréis en el tweet posterior hay hasta escuelas de bailes de fortnite.

El segundo método de recaudación es el acceso pagando a esos Skins y bailes. Es terrible como el cuerpo pide gastarse el dinero en comprarlos, hay que tener cabeza para no caer en la tentación. Aquí es quizás donde más polémica genera el juego, porque los padres ven a los hijos gastarse el dinero de forma loca en una serie de objetos que no dan ventaja sobre tus oponentes, sólo estatus. Comprendo la preocupación y creo que es importante enseñar a los niños a no obsesionarse con esos Skins, pero ya os adelanto que como jugador el deseo de comprarlos es alto y creo que es el único punto que habría que controlar, las cosas no hay que comprarlas hay que ganarlas.

Mi consejo a todo educador es comprar el pase de batalla. No tiene un precio muy alto y envía un mensaje al jugador, si quieres estatus gánatelo. Nada como el esfuerzo para conseguir las cosas. Además hay una serie de retos repartidos por semanas que enriquecen mucho la experiencia de juego. Cuando tu objetivo deja de ser ganar la partida y empieza a ser matar con una pistola, con una granada o buscar objetos en un sitio concreto te lo pasarás mucho mejor, agrandas la experiencia de un juego que ya es de por si buena. Y pagar 10€ por un juego que ofrece todas las horas de entretenimiento que este ofrece es más que justo con sus desarrolladores.

Una nueva dimensión

El fornite me ha descubierto también, cómo ha cambiado el mundo del videojuego. Siempre hemos podido ver en Youtube según que consejos o trucos, pero el Fortnite está en Youtube, instagram, Twitter ¡hay incluso programas de televisión! Jugadores que hacen cosas increíbles graban sus partidas y las comparten. Hay todo un submundo de redes sociales que ha agrandado el juego una pasada. Me ha encantado esa nueva dimensión que han alcanzado los videojuegos.

¿Cuánto durará esto? 

El pase de batalla no es estático. Va por temporadas. Ahora estamos en la temporada 5, que termina el 25 de septiembre, y entonces habrá que comprar el pase de batalla de la temporada 6 (si has hecho bien la temporada anterior la compra del siguiente será gratuita) con que la experiencia es dinámica, nunca deja de cambiar la isla, los retos, los personajes… Epic games está haciendo un trabajo fantástico en que la experiencia del juego no decaiga y para mi gusto con mucho acierto. 

No sé hasta cuándo estaré enganchado a este juego, sólo sé que hacía mucho que un videojuego no me llamaba a jugar todos los días. Desde el Modern Warfare 2 no sentía algo así por un juego y por eso me gusta tanto. alguien ha cambiado la fórmula y nos ha ofrecido algo emocionante, distinto, que supone un reto, porque ganar es muy difícil, pero por mis narices que lo voy a hacer. 

Probarlo es gratis, desengancharse no jeje. Os animo a conocerlo.

Videojuego
Enganche
Redes sociales
dinámica
Puntuación
Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Cotu

Fundador de la SéptimaCaja antes Teatro Kodak, blog en el que administro tanto su diseño como su contenido. Nunca fui bueno escribiendo pero aquí estoy. Empujado por mi amor al cine y la programación web, mantengo este rincón de Internet vivo. Me encanta.

Latest Posts By Cotu

Category

General

Tags

,

Related posts

    Kinect 23 enero 2011