Isle of Dogs

19 octubre 2018 - Por

Era imposible no sentirse atraído por esta película. Wes Anderson como reclamo, la estética a la que nos tiene acostumbrados pero con un aire diferente. Muñecos como protagonistas, un Japón apocalíptico y perros, el cine no me fue posible, pero en cuanto la ví como opción en la pantalla del avión no dudé en ponérmela. Esto es lo que opino de “Isla de Perros”.

Isla de perros nos cuenta la historia de un Japón alternativo en la que el partido anti perros por fin se ha hecho con el poder. No será casualidad que aparezca una fiebre canina que infecta a todos a los animales y por prevención al contagio humano todos los perros de Japón serán expulsados a la isla vertedero. Allí los animales generarán sus propias reglas, hasta que aparezca Atari, un niño que no está dispuesto a perder su perro. La aventura por encontrarlo esclarecerá todo lo que está pasando.

Si vamos a hablar de Wes Anderson supongo que todos sabemos que la estética será una de las marcas que identificarán la pelíacula. 130.000 fotogramas componen esta cinta que tiene de especial sus planos frontales, la mezcla de colores y un diseño de personajes digno de ser premiado. Los que conocemos al director no podemos sorprendernos de lo que hace pero sí aplaudir su capacidad para reinventarse en cada película. La estética de esta película es de nuevo una maravilla, digna de disfurtarse. Como elemento narrativo además, no entenderemos una palabra de lo que digan los humanos, siendo los perros, los narradores de esta historia. Esto engrandece el estilo y hace la película un poco más emocionante.

Por otro lado tenemos la historia. Si bien este director suele cautivarnos con sus colores pastel y sus planos originales. Se suele perder un poco en sus historias, casi todas empiezan muy bien pero los finales son algo raros. No pasa esto con Isla de perros, la historia empieza, se desarrolla y concluye muy bien. El objetivo de la historia lo tienen claro desde el principio y esto permite un desarrollo trepidante. Tiene la película dos o tres giros de guión nada esperables desde mi punto de vista, que hacen en algunos casos que te rías, en otros que te sorprendas.  Por todo esto alabo el guión de Wes Anderson coescrito con Roman Coppola, Jason Schwartzman y Kunichi Nomura usando el método del director japonés. El resultado, les has funcionado muy bien.

Por último, tengo que hablar de la banda sonora de Desplat. Es conocido el compositor por probar estilos musicales y experimentar con todas sus películas. El autor le debe mucho a Anderson, ya que el gran Hotel Budapest le valió su primer Óscar. De nuevo se hace latente la conexión entre director y compositor, porque el aire oriental que compone para esta película le sirve para aumentar la tensión en los momentos más emocionantes. Aporta mucho los sonidos y el sonido de la música y por eso me ha parecido que merecía una mención especial. Creo que es una gran banda sonora.

Leyendo todo lo que he escrito, se hace evidente que lo pasé estupendamente viendo esta película. Estética, historia, humor y personajes me han encantado y por eso la recomiendo como merece. Si no te molesta tla técnica de Stop Motion, Te lo pasarás muy bien con esta película.

Dirección
Guión
Personajes
Estática
Puntuación
Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Cotu

Fundador de la SéptimaCaja antes Teatro Kodak, blog en el que administro tanto su diseño como su contenido. Nunca fui bueno escribiendo pero aquí estoy. Empujado por mi amor al cine y la programación web, mantengo este rincón de Internet vivo. Me encanta.

Category

Criticas de cine

Related posts