Como ya comenté en el post del capítulo anterior, había una sensación de que lo gordo de la historia de Canción de Hielo y Fuego era la eterna lucha del bien contra el mal, la luz contra la oscuridad, la vida contra la muerte. Este capitulo no ha hecho más que refrendar la opinión que tenía sobre este tema. Sí, tocan cerrar muchas tramas, queda ver quién se sentará en el Trono de Hierro, pero ese sabor a épica parece haberse perdido.

Ahora es lo que muchos comentan que es la vuelta a la esencia de Juego de Tronos, esas escenas de palacio donde cada gesto cuenta. Donde vuelven las desconfianzas, las intrigas, el saber si juegas o mueres. Después de despedir a los caídos en la Batalla de Winterfell, durante la celebración, se pueden comenzar a ver los ramalazos de ese juego de tronos. Y la que parece haber aprendido gracias a una ‘buena’ educación es Sansa. Daenerys todavía tiene mucho que aprender. Son varios los temas que se tratan en este capítulo y me gustaría ir por orden y destacar los más importantes.

El primero es el hecho de que Jon ya no es Jon. Esto supone varias cosas. En primer lugar Daenerys, al ver que Jon la rehuye, comienza a tener un poco pinta de que le va a salir la vena de su padre Aerys. Va a poner a cada uno en su sitio. Seguimos con la conversación inacabada entre Sansa y Daenerys y no sabemos como se va a llevar a cabo la gestión del Norte si alguna vez llega Daenerys al trono, poco importa ya. La otra parte de la locura de Daenerys la notan los consejeros, Varys y Tyrion. La Araña ya está clara con quien tiene la alianza (el pueblo) y Tyrion parece un mar de dudas, así que se auguran la llegada de los ‘little birds’ a Winterfell (nada me haría más feliz). Para mí es muy interesante ver ahora, después de ocho temporadas dudar a Daenerys, no es lo habitual. Siempre iba un paso por delante y le ayudaba la suerte, not anymore.

Arregladas las cosas con el fandom entre Arya y Gendry, ahora nos colocan a la siempre deseada (y para mí muy bien gestionada) historia entre Jaime y Brienne. Viva el fandom. Si por un lado Arya se va con el Perro a Kings Landing (no deseo nada más que conocer ese final de viaje), Jaime y Brienne protagonizan una historia absolutamente prescindible o no. Cuanto odio debe haber hacia el manco ahora mismo. De comportarse (o eso creíamos) como un caballero noble y decente, en cuanto se entera que el bando vencedor cambia, ¿se traiciona a sí mismo para volver con Cersei? A mí no me queda nada claro. Eso deja dos opciones, nos lo han puesto para que lo volvamos a odiar, o sinceramente necesitaban rellenar como entre la historia de Bronn Jaime y Tyrion, otra que es absolutamente prescindible, eso creo.

Lo que no sobra es la guerra final, y no parece que haya empezado muy bien para el bando de Jonaerys. Necesitarían un buen consejero en estrategia bélica. Después del destrozo del anterior capítulo sacrificando a todos los dothrakis (¿dicen que sobreviven la mitad? Ya me dirán donde) se lanzan a la aventura marítima sabiendo que Euron anda por la zona, manda huevos. Teniendo el ejercito de tierra más poderoso la amiga carga por mar, y además con una sorpresa para nuestro amigo Rhaegar, que no tiene mucha pinta que volvamos a ver.

El ejército de Cersei parece haber jugado bien sus bazas y haber ganado una fuerza mientras se desarrollaba la lucha de verdad que impone. Ahora los dragones ya son vulnerables (maldito Qyburn). Eso hace la combinación de Cersei imparable, salvo por un detalle de esos que siempre se cumple. Youtube el otro día me sugirió volver a ver el video de la profecia del valonqar que Maggy la rana le pronuncia a Cersei. Y espero por los dioses de Poniente que se cumpla. ¿Había mencionado ya que amo a Euron Geryjoy? Me parece un personajazo que engrandece la villanía de Cersei, y ¿porque no decirlo? Hacen buena pareja.

El final del capítulo nos deja la sensación más agridulce en mucho tiempo. Kings Landing rodeado de ballestas, poco Inmaculado en la imagen y una Daenerys que se muere de furia por el último dracarys de Missandei. A modo informativo, comentar que el director del próximo capítulo será Miguel Sapochnik, que fue el mismo que en la Batalla de Winterfell y que la Batalla de los Bastardos, entre otros. Sí que han la serie ha llegado al final y el clímax acompaña. Deseo verlo, pero no me importaría que hubiera acabado en el capítulo anterior. No lo sé familia, tengo sentimientos encontrados respecto este fabuloso ending que vamos a ver. Tocará esperar al lunes.

Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Category

General, Series

Related posts