¡Que capítulo! La verdad es que ‘The Long Night’, donde se decidirá la Batalla de Winterfell, es el capítulo que más hype ha generado a los fans. No había otro capítulo que se esperara con tanta intensidad.  Si lo comentabas antes de tiempo se podía llegar a perder alguna amistad. Por eso y por el hecho de que me ha hecho falta un revisionado, me ha costado un día más sacar tiempo para escribir lo que puede ser uno de los episodios más épicos de la serie.

En el anterior capítulo los muertos llegaban a Winterfell. La mayor batalla jamás rodada se nos venía encima y cuando todos esperábamos el avistamiento del ejército de los muertos aparece una invitada especial con una entrada triunfal. Melissandre ha venido para acabar de conquistar nuestros corazones. Si bien puedes llegarla a odiar, después de este capitulo ya solamente la puedes amar.

Las piezas se van colocando para la gran batalla de vivos y muertos. Aquí me gustaría obviar la disposición del ejercito de los vivos, porque es un despropósito. Caballería ligera al frente, catapultas delante de la infantería y encima delante de la trinchera. Arqueros demasiado alejados del campo de batalla. Podría seguir, pero son un par de ejemplos para ver que el planteamiento táctico de Jonaerys no es el más adecuado. La muerte llega y no podían estar peor preparados.

Afortunadamente, y un poco por desgracia, la batalla no es tan batalla si no un infeliz aplastamiento. Ante un ejército que supera 1000 a 1 no puedes realizar cargas, y los dothrakis lo pagan caro, sobrecogiéndonos ante lo que se venía encima. Parece que el Rey de la Noche sabe contra lo que lucha. A partir de ahí pasamos a una fase de tensión donde los muertos van a rodear Winterfell y la batalla de grandes ejércitos se convierte en una lucha individual por la supervivencia. La contribución de Ramin Djawadi a crear este clímax tenso es sublime.

Planos cortos e historias individuales van a ser el nudo principal del capítulo. La lucha en Winterfell deja momentos estelares y alguna que otra muerte notable (te echaremos de menos, Beric). El momento Walking Dead de Arya en la biblioteca. La escalada WWZ de los muertos por el muro de Winterfell. Los muertos levantándose de la cripta (por Dios, que grande y que ingenuos, sabiendo que era un poder del Rey de la Noche). ¿Os imagináis que hubieran salido Lyanna y Ned Stark? La pelea de Lyanna Mormont contra el gigante desgarra el corazón. Me dejo muchos, pero Winterfell se convierte en una auténtica carnicería, en un apocalipsis que hace que nos sumamos en completa tensión viviendo con impotencia la sobrecogedora fuerza que muestra el ejército de los muertos.

Pero no solamente en el suelo se dirime la acción. En los cielos hay una batalla encarnizada por ver quién destruye a quién. El Rey de la Noche, ayudado por la ventisca que el mismo forma, va a tender una emboscada a Jonaerys. Y son escenas dignas de cine, los momentos de vuelo por encima de las nubes y las secuencias de batalla entre dragones son momentos increíbles. Pero al final todo acaba en el suelo. Y ahí el Rey de la Noche va a tender una emboscada a Jon tal y como hizo en la casa Austera ¿o es que Jon no se acuerda? Este es otro de los momentos que sobrecogen. Daenerys tampoco lo va a pasar bien, después de perder a Drogon queda expuesta hasta que viene el autentico campeón de su vida para salvarla (salve, ser Jorah).

Pero lo mejor llega al final. El Rey de la Noche tiene un objetivo y va a por él acompañado de su particular guardia pretoriana. Cuando parece que en todos los frentes se ha perdido, vuelve a aparecer Ramin Djawadi dejándonos otra pieza estelar ‘The Night King’. El piano que acompaña esa escena final, donde Jon se enfrenta a Viseryon, Theon finalmente se redime provocando alguna que otra lágrima y los muertos en la cripta y en el patio de Winterfell se están dando un festín. Pero entonces aparece Arya. En un momento un poco alucinante (¿cómo pudo pasar entre tanto muerto?), y animada por la profecía de Melissandre (con una muerte muy al estila Avengers) va a por los ojos azules que tiene que encerrar en la oscuridad. La nueva Azor Ahai, la princesa prometida que vencería a la muerte. Y en un alarde de destreza, no seguido de una gran tensión por imaginarnos que todo acabaría mal, Arya vence al Rey de la Noche. Todo acaba en silencio. Los muertos nos van dejando, pero los vivos no tienen fuerzas para hablar, solamente lágrimas para llorar a los caídos.

Es un final que sobrecoge. Al terminar el capítulo estuve como diez minutos sin poder reaccionar, pensando, analizando cada detalle que me venía a la cabeza. La Larga Noche había sido vencida, pero por el camino nos había dejado toda una serie de momentos a cada cual más tenso. Sinceramente, me esperaba la muerte de alguien más sonado, pero Jorah y Theon son lo suficientemente carismáticos para soltar una lagrimita.

Nos queda Cersei. Que ganazas le tengo, por Dios. La pregunta que nos queda es la siguiente: ¿cual ha sido el precio por para al Rey de la Noche? Ha sido de largo para mi el mejor capítulo de la serie, y sinceramente una vez lo terminas te quedas con la sensación amarga de que ya nada lo puede superar. Pero queda la lucha contra los vivos, y en este caso la voy a disfrutar.

Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Join the conversation! 3 Comments

  1. Pues tengo que decir que para nada tengo cariño a melisandre me pareció un recurso de guión que solo sirvió para quitarme la duda de lo que iba a pasar al final.

    Melisandre se pasa el capítulo aventurando que será Arya quien terminará a las cosas. Al llegar cuando se queda mirándola, después cuando dice que Dondarrion ya ha cumplido su cometido que era salvar a Arya y empujandola a seguir luchando. Melisandre es el gran spoiler del capítulo.

    La estrategia de la batalla es muy Jon nieve, creo que ninguno habríamos mal gastado tantos Inmaculados ni Dothraquis en una batalla que estaba claro que no se podía ganar atacando. Pero parece que es la técnica estilo Jon nieve. Atacar aunque no tengas nada que hacer, siempre acaba saliendole bien aunque el coste sea muy alto.

    En mi humilde opinión la batalla de fuego y hielo debió ser lo más importante de toda la saga y se ha quedado en un solo capítulo. Aparte de que aún quedan un amigo por batir. Yo la habría dejado para el final de todo.

  2. Te recomiendo urgentemente un traductor!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Category

Series

Related posts