Avengers: End Game

28 abril 2019 - Por

Si con Avengers: Infinity War la sensación al acabar es de perplejidad absoluta, con End Game es la de plenitud. Ha sido un viaje de algo más de 10 años desde que se estrenara Iron Man 1 allá por el lejano 2008. Y han sido 10 años en los que nos han introducido a muchos y muy queridos personajes. Además de villanos inconmensurables. Han creado un auténtico universo cinematográfico como nunca antes se había hecho. Han creado una manera de hacer cine completamente diferente, las escenas post créditos y la capacidad de crear y poner guiños que hacen interconectar casi todas las películas de la saga. Y nos lo hemos pasado de maravilla. Intentaré no descifrar nada del argumento, pero escribir estas líneas sin hacer spoilers es imposible.

Avengers: End Game es el final de una etapa. Se seguirán haciendo películas de Marvel pero ya no será lo mismo. El recorrido que se hace a lo largo de la película por las diferentes etapas y localizaciones de este universo son muy grandes. También lo es rescatar a casi todos los personajes principales que se han formado parte de la saga. Visitaremos momentos icónicos de la saga que permitirán revivir escenas de los mejores momentos. Escenas en un Nueva York atacado en Vengadores 1 son para el recuerdo de muchos personajes y situaciones alucinantes (Hydra y el momento estelar del capi de ‘Hail Hydra’, la Anciana y la escapada de Loki), pero Asgard también está muy bien (me faltó Odín) y es entrañable la conversación que tienen Howard y Tony Stark al recuperar el hilo en los años 50.

Pero no adelantemos acontecimientos. El principio de la película es devastador y nos hace recordar las sensaciones finales de Infinity War. Literalmente creo que es la peor (o la mejor) manera de crear tensión en el espectador. Como si fuera una continuación de Infinity War (era necesario presentar a la Capitana Marvel) la película plantea una situación al espectador de ¿y ahora qué? cuando todavía no hemos llegado a la hora. Y esto te rompe los esquemas ya todo lo que queda de película.

Creo que es un acierto salirse del estereotipo estándar de las películas de Marvel, ya muy trillado. Si a esto le unimos ver como se enfrentan nuestros héroes a sus horas más bajas tenemos el cóctel perfecto de drama en la película. Esto crea una incertidumbre que hace necesaria una nueva presentación de los personajes tras un largo tiempo de inactividad, viendo cómo afronta cada uno de ellos el fracaso en su misión de recuperar a sus amigos perdidos. Iremos viendo cómo ha ido evolucionando cada uno de los personajes, que no hace otra cosa que nos encariñemos de casi todos.

Pero si hay un momento en Avengers: End Game para el recuerdo es la escena final. Podría pasarme días enteros volviendo a ver la última secuencia. Y es que los hermanos Russo han puesto toda la carne en el asador y no ha faltado de nada. Ha quedado claro que no era el final de una película más, sino que era el final de una era y necesitaba una batalla en consecuencia. Para la historia del cine va a quedar el momento de la batalla en la que el capitán América recoge a el martillo de Thor, Mjolnir, y como líder lanza un grito de ‘¡Vengadores, reuníos!’ a todo el ejército de héroes contra la inmensidad del ejército de Thanos, que deja algunas secuencias de fotografía increíbles. Los pelos como escarpias amigos. Y es que el clímax de la batalla va a dejar a momentos de gritos, lamentos, lágrimas y aplausos por doquier.

No creo que aquí sea el momento de desvelar los fallos de la película. O las edades poco realistas de ciertos personajes. O la mayoría de atmósferas human-friendly que hay en el Universo. O el baile en cierto tipo de relaciones entre ellos. Solo podemos decir que Avengers: End Game es el digno final que se merecía la saga. Si bien es imposible ser más épico que en Infinity War, End Game lo que presenta es la carga emocional del fin. Y eso para un universo cargado de personajes tan icónicos y la buena química que hay entre ellos ya es suficiente como para que te haga saltar alguna lagrimita.

Como todo buen libro, todo tiene un final y siempre hay paso para las nuevas generaciones, pero es imposible no emocionarse con lo que les reserva el destino a los dos más grandes Vengadores. Iron Man y el Capitán América. Estos dos personajes han sido sin duda el espíritu de esta inmensa saga. No se entendería la química creada en el MCU sin estos dos personajes. Y ya nada volverá a ser como antes. Reconozco que alguna lagrimilla llegó a asomar. He disfrutado como un enano viéndola y lo más probable es que repita para poder volver a saborear este estupendo final del MCU. Sin duda lo merece.

Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Join the conversation! 1 Comment

  1. Jejeje creo que deberías catalogar esta crítica como crítica con spoilers.

    fuera de eso, peliculón en toda regla. Es una película llena de momentos “Remember” que nos ha llevado de vuelta por a las muchas visitas que hemos hecho por las salas en los últimos 10 años.

    No has dicho nada al respecto pero creo que pocas películas consiguen tantos aplausos durante la emisión. Si no me equivoco hablamos de entre 3 o 4 momentos en los que la sala no puede contenerse y rompe a aplaudir de la emoción. Creo que en eso podemos resumir el éxito de esta saga.

    La implicación de los que la estábamos viendo, la emoción que sentimos con según qué cosas y la emoción que despierta es el resumen de algo que como sí has dicho, es insólito en la historia del cine, una serie de casi 20 películas que convergen en un sólo punto. Poco agradecemos a Disney el trabajo que han hecho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Category

Cine

Related posts