‘The Pillars of the Earth’ no necesita presentación alguna. Ya sea porque libro y autor son conocidos de sobra, o por tener una de las mejores bandas sonoras en la historia de la televisión, o por el simple hecho de ser una de las series que fueron punta de lanza en el momento en el que salió. El hecho es que me ha picado el gusanillo de escribir algunas letras sobre esta producción, que he tenido el placer de disfrutar más de una vez.

Para aquellos que estén un poco despistados con el argumento y la situación histórica que se vivía en esos momentos en Inglaterra, tranquilos que papi está aquí para guiaros. El desarrollo de esta serie utiliza el proceso de construcción de la catedral de Kingsbridge como nexo de unión de diferentes historias, que van tejiendo un lienzo a medida que se van cruzando a lo largo de los diferentes capítulos. La historia de una familia que no tiene nada de comer, un bebé abandonado recogido y criado por un monje, un complot para asesinar al rey y empezar una guerra civil por el poder, un amor prohibido, una bruja y un constructor de catedrales, las dos caras de cómo utilizar el poder en la iglesia y un anillo.

Aparentemente no tienen nada que ver unas con otras, puede que unas tengan un carácter más épico y otras más sean más humildes, pero en todas en todas estas tramas se aprecia un peso similar en el devenir de la historia. De aquí la magia de Follet de dotar de una estructura suficientemente sólida, páginas tiene para ello, a todas y cada una de estas historias.

Aquí voy a hacer una cierta nota hacia el libro. Era tarea casi imposible dar cabida a todo lo que sucede, ya que hay tramas incompletas o cambiadas y otras sin explorar. Puede que este influya en el último tramo de la serie, ya que el ritmo con el que empieza es tan alto que el fin te puede dejar un poco seco y con ganas de más. Y también entender a todos aquellos que la serie le parece corta y que puede alterar el desarrollo de las historias que tan completas están en libro. Solamente a los muy puristas puede molestar.

Pero que no oscurezca la comparación serie-libro. Si se coge a la serie sin ningún tipo de información, solamente por el gusto de ver algo interesante y entretenido, la serie no defrauda. Aventuras medievales, intrigas políticas y eclesiásticas, tramas por el poder y amores imposibles están perfectamente combinados. En mi caso pude descubrir como una cierta magia que envolvía a la historia, ir descubriendo a medida que pasan los pocos capítulos de la serie los diferentes detalles que iban a dar lugar al desenlace e ir atando cabos. Pero sobre todo, lo que no pude evitar fue encariñarme con los personajes.

Lo que está claro es que el elenco en el que se ha basado ‘The Pillars of the Earth’ es una maravilla. Actores ya consolidados en sus carreras como Matthew Macfadyen como Prior Philip, Ian McShane como Waleran Bigod o Rufus Sewell como Tom Builder (estoy completamente enamorado de su personaje). Otros que consiguieron a través de esta miniserie dar un escopetazo de salida gigantesco en sus carreras, como Eddie Redmayne como Jack Jackson o Hayley Atwell como Aliena de Shiring, el primero ya con premio Oscar. Además de estos otros muchos que consiguen crear una atmosfera propia muy interesante.

Y es que además de la historia y del elenco, hay otras muchas cosas que hacen de esta serie muy apetecible. En primer lugar, la ambientación. Al estar basada en la época medieval mediana (s. XII, me encanta este periodo) la serie se enfrentaba a un gran reto de lugares, ambientación y vestuario. Casi con todo ello la serie sale adelante, gracias a los imponentes castillos británicos, y el dinero que no ha faltado para vestuario y ambientación. La otra gran virtud a nivel de producción es la banda sonora. Trevor Morris, compositor entre otros de Vikings, consigue crear una autentica obra maestra, con un tema principal muy potente. Además de añadir algún que otro tema también de belleza exquisita que caracteriza a los personajes o a sus diferentes situaciones.

En definitiva, he tenido la suerte de ver y leer ambos, y es cierto que primero fue la serie antes que el libro, sin duda he disfrutado mucho más este segundo, aunque la historia que había detrás de la serie fue un acicate para meterme en este maravilloso mundo de Kingsbride. Pura magia que tiene algo en el ambiente que te atrapa y no te suelta. Si la habéis visto, genial entonces. Si no, ya tardáis.

 

Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Join the conversation! 1 Comment

  1. Me parece un post muy interesante sobre todo por lo fuera que está de fechas, esta serie tiene mucho tiempo y aún así le das un aire moderno. No la ví, además tengo el libro por ahí que tampoco leí, lo que sí leí es la catedral del mar que hasta donde sé, es muy parecida ¿no?

Deja un comentario

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Category

Series

Related posts