Avengers: Infinity War

29 abril 2018 - Por

10 años, 18 películas en el cine y otras tantas sagas que hemos podido disfrutar sobre todo en Netflix. Marvel tenía un plan, y si bien todavía quedan por descubrir algunos de los restos de ese plan, creo sinceramente que con Avengers: Infinity Wars Marvel ha llegado a su cénit, lo máximo a lo que podía aspirar. No recuerdo una salida del cine tan muda como la que viví el viernes pasado. Ante el majestuoso y espectacular final que nos regala la película no hay mucho que decir y si mucho en lo que pensar. Voy a intentar una cosa que es muy difícil, sobre todo con esta película, que es el de intentar comentarla sin hacer ningún tipo de spoiler.

Lo que si que hay que tener en cuenta es de donde venimos, cuales son las más recientes películas, para aquellos que no han estado muy atentos últimamente. En Black Panther nos revelan la existencia de Wakanda, un lugar donde tecnológicamente se puede competir contra el poder de Thanos, al que ya le vemos aparecer en su nave en la escena de final de créditos en Thor: Ragnarok. Estos puntos de partida son los fundamentales para entender porque la acción parte del punto en el que parte.

A partir de ese momento, Marvel en estado puro. Si ya los directores, los hermanos Russo, hicieron un gran experimento con Civil War al juntar a varios superhéroes en la pantalla, añadiendo un guion sólido y una historia más adulta a la que nos ha acostumbrado la franquicia, en Infinity Wars llevan lo bueno que consiguieron en la película de Civil War a una escala galáctica. No se entiende si no el campo de batalla escogido. Las aventuras a las que someten al espectador se extienden por todo el Universo, visitando los remotos y oscuros lugares, ya que tal es la amenaza a la que se enfrentan.

Thanos. Si bien el universo de Marvel está cargado de villanos, cada uno con sus elementos característicos, unos mejor, otros peor, jamás la amenaza había sido igual. Ya desde la primera película de los Vengadores, a la que se la hace un importante guiño, el nombre de Thanos aparece como un ser de gran poder. A partir de ese momento, y muy en particular en las películas que han contenido a Loki, vamos conociendo más de su plan, trabajando al villano por excelencia desde mucho antes de que sea relevante. Igual es por eso que no hacía falta ningún tipo de presentación del personaje, ya sea porque los que venimos aprendidos de los comics lo conocemos, o porque el universo de Marvel lo ha tenido ahí siempre, como aletargado, esperando el momento en el que hace su presentación.

Y si bien tenemos a más de 25 superhéroes en la pantalla, ninguno de ellos es el protagonista de esta película. El rol a través del cual va a girar la película va a ser el de Thanos, un villano como no se ha conocido nunca en Marvel. ¿Cuál es la gran diferencia? Así como la mayoría de villanos de este universo siempre han tenido un plan más o menos cuestionable, un propósito de poder bastante tiránico, el propósito de Thanos es completamente distinto, y ése es el gran acierto del equipo de guionistas compuesto por los escritores Christopher Markus y Stephen McFeely. Es un villano con una profundidad a explorar en su personaje como nunca se había conocido en Marvel.

Para ello habrá de luchar con sus hijos (la Orden Negra) por conseguir las Seis Gemas del Infinito, que le permitirán acceder a un poder casi divino. Me encanta el trabajo de digitalización de estos personajes, los hijos de Thanos están a la altura de su padre: poderosos, malvados. Hablando en general del propósito de Thanos, como he comentado antes, es uno de aquellos inesperados para un villano, y si bien los medios para ello no son los mejores, te permite cuestionarte el propósito de su lucha.

Una vez planteada esta lucha, la película no da ningún tipo de respiro. Son dos horas y media que pasan literalmente volando. Como ha comentado antes, no hay lugar a las presentaciones, ya que todas se han ido realizando a través de los años, todo el mundo conoce a todo el mundo, así que los hermanos Russo nos ponen en materia nada más comenzar la película. Y el propósito de hacer el crossover definitivo está más que conseguido. A través de diferentes situaciones, unas un tanto serias, otras un tanto cómicas (sello característico de la franquicia) nuestros amigos los superhéroes se van entrelazando para crear los diferentes frentes en los que se va a situar la película.

Estos diferentes frentes permiten la interacción de los numerosos héroes que hemos ido conociendo a lo largo de estos años. Si bien alguno de ellos brilla má, como Dr. Strange, Spider-man o Ironman, a todos se les ha dado un momento en el cual brillan. Todos tienen su cuota o momento estelar, ese es el gran acierto de la película, por eso estas dos horas y media te saben a 10 minutos. Si bien el tramo medio cuesta un poco, el inicio y sobre todo el final son sobrecogedores.

Y llegamos al punto del final. Como ya sabemos, el timeline de Marvel incluye una segunda parte de esta película, pero a mi me asalta una duda: y ahora, ¿qué? Después de disfrutar de un final que hará las delicias de unos y a otros les sentará bastante mal, lo que no hay dudas es que es polarizador y no dejará indiferente a nadie. Para un servidor es el mejor final que he visto en toda la saga estos 10 años. Lo amarás o lo odiarás, pero en ambos casos te quedarás sin palabras y saldrás del cine dándole vueltas a la cabeza, pensando en lo que acabas de vivir.

Creo que mencionar en este punto algo del apartado técnico de la película no es relevante, ya que lo fuerte de la misma son las distintas emociones a nivel argumental que se viven durante el filme. Han sido 10 años y muchísimos millones gastados en producción. Ya he destacado lo bien que están creados los miembros de la Orden Negra, la batalla de Wakanda es increíble. Quizá el único punto flaco es el que ha acompañado a la saga durante estos 10 años, su banda sonora. Salvo unos pocos temas, Marvel nunca ha conseguido crear, salvo algunas excepciones (Soldado de Invierno es un ejemplo) una banda sonora redonda, que este a la altura de la película. En este caso Alan Silvestri tampoco esta a la altura, si bien se notan diferentes guiños, en ningún momento consigue crear esa atmósfera que acompañe a la imagen y permita crear ese clímax épico que demandan algunas situaciones.

No se vosotros, aun con sus pequeñas pegas, en mi caso es bastante probable que tenga que repetir, por que deja con ganas de más, y la espera se va a hacer muy larga para ver su segunda parte.

 

Dirección
Guion
Produccion
Reparto
Banda Sonora
Puntuación
Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Join the conversation! 1 Comment

  1. Yo voy hoy, si te parece hacernos un spoiler post para hablar de ella después. No sé qué me dice que hay mucho que comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Category

Cine

Related posts