Escuchando la banada sonora compuesta por Hiroyuki Sawano todo se convierte en más fácil. Después de ver este nuevo arco ‘La Reconquista’, podemos decir ya que estamos casi delante de una obra maestra del anime. Recordemos de donde venimos. En la primera parte de la tercera temporada ha sido una historia de venganzas personales dentro del muro, donde la legión de reconocimiento ha tenido que luchar desesperadamente por su supervivencia. Y nos dejo algo fríos, aunque tiene momentos espectaculares.

Esta segunda parte de la tercera temporada puede que haya sido el arco que más he disfrutado de largo desde la primera temporada. Centrado en la reconquista del distrito de Shiganshina, lugar natal de Eren, viviremos casi en primera persona una lucha encarnizada entre las dos facciones que están en permamente guerra desde la segunda temporada. Nuestros héroes de la Legión de Reconcimiento y la facción que conforman Reiner, Bertholdt y Zeke. Titán Acorazado, Titán Colosal y Titán Bestia. Que disfrute de temporada.

Después de una llegada agitada al lugar donde todo empieza, todo parece ir viento en popa hasta que emerge la figura del Titán Bestia junto con otros titanes de igual tamaño. Han planificando la perfecta emboscada para evitar que nadie de la legión escape y comenzar con la siega definitiva de la humanidad. Pero aquí no han contado con las ganas de lucha que tienen algunos (¿como puede ser posible?).

Ya desde el primer capítulo se dejan claras las intenciones de que esta saga no va a ser para nada singular. La trampa que descubre Armin nos lleva a ver una nueva habilidad de Reiner, que puede trasladar su mente a través de su espina dorsal por todo su cuerpo. Los deseos de encerrar de nuevo al distrito Shinganshina a la entrada de los titanes y poder comprobar el sótano de Eren son los planes maestros que ha trazado Erwin Smith junto con Hange y Levy.

Todo está calculado. Cada bando sabe perfectamente las cartas y habilidades que tiene el contrario, lo único que se desconoce es el orden de ejecución de cada uno de los movimientos. Como si se tratara de ajedrez, tanto Zeke como Erwin (o Armin) van realizando diferentes eventos hasta conseguir en ambos casos enrocar al contrario. En primer lugar, Zeke consigue acorralar la escapatoria de la Legión rodeando de titanes a los caballos que se deben utilizar para escapar. Por otra parte, Armin consigue casi destruir a Reiner mediante el uso de las nuevas lanzas anti-titán desarrolladas por Hange. Punto muerto.

Entra en juego Bertholdt. El Titán Bestia, al ver a Reiner acorralado hace uso de su titán Colosal para intentar contener el ataque de la Legión de reconocimiento, que casi acaba con Reiner. Y aquí se produce el gran primer momento de la temporada. Mientras Erwin realiza una carga suicida para distraer al Titán Bestia de Levy, en una de las imagenes más épicas que se recuerdan en anime, Armin teje un plan para combatir al Titán Colosal, a costa de su vida. La respuesta es una bendita masacre en ambos bandos, dejando una increíble batalla entre Zeke y Levy. Por el otro lado, asistimos a un gran sacrificio, que hará que todos tengamos el corazón en un puño.

Felizmente vamos conociendo más cosas de como poder transferir el poder de los titanes, con lo que el destino del Titán Colosal se aventura difícil. Una gran decisión sobre a quien revivir, pero mientras tanto Zeke y Reiner escapan. Y llegamos al punto final importante de esta temporada. El sotano de Eren. Todo nos recuerda a aquellos primeros capítulos en los que se nos venía encima la historia de Shiganshina y todavía no le habías cogido el punto a la serie. Algún que otro flashback nos va recordando historias.

Pero si hay algún flashback que hace que salte de nivel la serie es en el penúltimo capítulo, en el que se nos cuenta la historia del padre de Eren, del Búho, de Zeke, del país de Marley y de Eldianos. Creo que ningún capítulo de las tres temporadas me ha hecho retorcerme más la cabeza. Y ese episodio me ha convencido de que estamos ante una obra maestra. La historia del origen de los titanes, que casi se dejo ver en Ymir la temporada anterior. La historia del padre de Eren y del mundo exterior. La historia del titán que se merienda a la madre de Eren. La historia de los Fritz, de los Reiss, del Búho. De los poderes de los titanes. Absolutamente increíble.

Y es una lástima que esto termine. Ya han anunciado que la próxima temporada va a ser la última. Y eso me entristece, porque creo que estamos ante un anime top 5. Son muchos los momentos de la temporada que te hacen saltar del sillón, incluso llorar al ver el origen de todos aquellos titanes que nos dieron pavor durante la primera temporada. El nivel de animación ha ido in crescendo, el detalle del dibujo es sublime y tendríamos que hacer todos una reverencia a Hiroyuki Sawano, porque ha vuelto a componer una maravilla de soundtrack. Épica, emocionante, en su momento justo melancólica, una pasada. Aprovechando los temas pasados, siempre es capaz de darle una vuelta de tuerca más.

Que el estreno de la cuarta temporada sea en 2020 se me va a hacer eterno, pero es lo que hay amigos. Tiraremos del manga. Ataque a los Titanes bien lo vale.  

Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Category

General

Related posts