Llegó por fin la tan esperada adaptación de Amazon. Estos dos capítulos de ‘Los Anillos de Poder’ han tenido el impacto mediático esperado, aunque el resultado no haya sido tan brillante como lo querían Jeff Bezos y compañía. Durante estos últimos meses los fans hemos ido elucubrando teorías y mediante el material que iban mostrando, podíamos intentar adivinar ciertas cosas, disfrutar de una serie con una producción estelar y echarnos a temblar por dos razones muy importantes. La primera era ver la capacidad que iba a tener la gente de Amazon de ser leal y respetar el espíritu de la obra de Tolkien y la otra eran las cuotas que íbamos a tener que aguantar.

En este primer capítulo haré unas consideraciones generales y luego nos adentraremos en las diferentes tramas, porque tiene muchísima chicha todo. En primer lugar, hay que destacar que uno de los nuestros se haya hecho cargo de este proyecto mastodóntico. J.A. Bayona resuelve, con aciertos y errores, de una manera espectacular y satisfactoria el apartado técnico. Aunque la calidad del guión y la fidelidad a la obra de Tolkien no sea todo lo que esperábamos. La serie más cara de la historia bien merecía que su adaptación fuera mejor. La renuncia al trabajo de Tom Shippey fueron malas noticias, pero recientemente hemos tenido noticias de los colaboradores de la serie. Simon Tolkien, John Howe y entre otros, un español, Eduardo Segura, mayor experto de Tolkien en habla hispana.

Como bien decía Tolkien en sus cartas, no hay una sola visión de la Tierra Media y puede que existan ciertos detalles de la obra que no acaben de encajar por la influencia que tuviera nuestra imaginación, la obra de Peter jackson o cualquier otra influencia que haya podido definir en nuestro fuero interno como deben de ser tratadas cada raza. Por poner un ejemplo, Tolkien dice muy claramente (y en ‘Las Dos Torres’ el diálogo de Gimli de Eowyn así lo confirma) que las mujeres enanas no se diferenciaban de los hombres por culpa de las barbas. En la escena de Khazad-Dûm del segundo capítulo, Disa obviamente no la tiene. Puede que me jugara la vista una mala pasada, pero se adivina en alguna escena una enana con yelmo y barba (cosa que mezcla muchas cosas, y no precisamente buenas).

Tengo un miedo que me crece en el interior. Un miedo de que la ideología woke se apodere de esta serie. Ya dejaron caer durante su producción iban a realizar una adaptación usando un perfil de la identidad social actual. Para mí esto es un error mayúsculo. Tampoco quiero pasarme de purista pero me parece que la obra de Tolkien es tan rica que no hay que buscar cuotas inclusivas en la obra. De hecho, eso es lo que precisamente el mismo Tolkien vería como un error y hace (como en mi caso) que no podamos estar tan pendientes como merece esta serie y andemos mirando que se cumplen las diferentes cuotas.

Lo que sí que hay que destacar y aquí la serie cumple a la perfección es el apartado técnico. Es una serie que merecía ser vista en una sala de cine. Una pena la oportunidad que han desaprovechado los Cinesas, Yelmos y otros cines de turnos. Un evento de estas características ha de verse en la pantalla más grande posible. Un sonido y una música como la de Bear McCreary han de disfrutarse a lo grande. Se va a llevar todo lo llevable en este apartado, porque no se ha visto cosa igual. Vuelvo a escuchar la banda sonora y hay temas sublimes.

Pero vamos con el análisis, tened cuidado porque entramos en zona peligrosa:
Prólogo

Probablemente una de las escenas más esperadas de esta serie fuera la del prólogo. Dado que los derechos que tiene Amazon son de los libros del ‘Señor de los Anillos’ incluyendo los apéndices no era fácil entender el inicio de la historia sin citar a los protagonistas. La complejidad de ‘Los Anillos de Poder’ radica en que es necesario conocer muchas cosas. Estando en la Segunda Edad, el mundo está conformado por los eventos de la creación del mundo y los acontecimientos de la Primera Edad. Para ello era necesario mostrar Valinor y la Edad de los Árboles. La rumorología decía que íbamos a tener un capítulo entero dedicado al prólogo, una pena que solamente hayamos tenido alrededor de 10 minutos, pero dan muchísima información.

La representación del nacimiento de los elfos y de la Edad de los Árboles, de como Melkor apagó su luz y de la venganza que viene de ello. Muchas cosas me han gustado y otras no tanto. El hecho de que Amazon no tuviera los derechos del Silmarillion evidentemente no ayuda a que el prólogo sea claro. Para alguien que no ha leído los libros, no tenía mucho sentido que se nombrara a Iluvatar, a los Ainur, a Melkor o a Ungoliant. Me hubiera gustado mucho ver al gran arácnido en el momento del desfallecimiento de los dos árboles, Telperion y Laurelin, aunque solamente fuera una sombra.

Pues como Finrod le enseña a Galadriel el concepto de venganza es la manera en la que se va a descubrir a su personaje. Hablaremos después de Galadriel, pero no me han acabado de gustar ciertas cosas relativas a su personaje. En Aman, donde los primeros hijos (los elfos) vivían en armonía, la escena en la que sus hermanos/compañeros/amigos le hunden el barco de papel en el río no tiene ningún sentido. Una cosa son travesuras, pero las intenciones y las caras de los niños tirando piedras, solamente con la intención de hacer sufrir a Galadriel es no entender quiénes eran los elfos antes de que Melkor turbara sus corazones. Sobre todo los Noldor, de temperamento noble y gentil, pero fuertes y orgullosos en el combate.

Una vez conocemos a Finrod, hermano de Galadriel, comienza la gran migración hacia la Tierra Media. La razón es buscar venganza contra Melkor por sus acciones en Aman. Ni una mención a Fëanor, ni una mención a los Silmarils. Es entendible que no se haga si no hay derechos, pero que Celebrimbor los menciona en su conversación con Elrond, mostrando el martillo que forjó las piedras me deja absorto. Se ha perdido una gran oportunidad. La batalla de las Lágrimas Innumerables deja estampas flipantes, con la lucha contra orcos de verdad (sin CGI), las bestias aladas de los Nazgûl (sin jinete) derribando Águilas y los restos de la batalla con una Galadriel buscando vengar a su hermano. Me ha gustado mucho la imagen de Sauron. Con la misma cota armadura con la que le vimos en ‘El Señor de los Anillos’ llevando una lanza y rodeado de orcos. Da una gran sensación de continuidad y permite al que no ha leído los libros identificar fácilmente al villano de esta temporada.

Trama de Elfos. Galadriel, Elrond, Gil-Galad

El gran protagonista de esta temporada es un personaje conocido. Conoceremos a la dama Galadriel antes de que se hiciera señora de Lothlórien. De Celeborn diría que veremos poco, y eso que se casó con Galadriel durante la Primera Edad, antes que cualquier acontecimiento de la trama de la serie. la motivación que le han dado a Galadriel y de la que hace honor me parece demasiado plana. Obcecada en vengar a su hermano, no le importa nada ni nadie. Con Melkor encarcelado, su objetivo es Sauron y no dudará en sacrificar a nada ni a nadie para conseguir su objetivo.

Esto lleva a liderar una compañía en busca de pistas sobre el maia maligno. Derrotado pero con sus fuerzas diseminadas por la Tierra Media, Galadriel le persigue por las tierras de Forodwaith. En la fortaleza de Utumno, maravillosamente representada, encuentra evidencias de que Sauron vive y anda desaparecido, pero encuentra una marca que vio también en la carne de hermano fallecido. Eso da esperanzas a Galadriel de que Sauron se encuentra cerca. La lucha de la compañía contra el troll de hielo colma su paciencia y contra la voluntad de Galadriel, la compañía vuelve a Lindon, donde Gil-Galad les concede pasaje a las Tierras Imperecederas.

Me ha parecido pobre el momento en el que Galadriel se vuelve hacia atrás. Más que pobre, no se desarrolla del todo de forma acertada. Comparte sus miedos con Elrond, pero eso no es suficiente. Gil-Galad, que luchó en la Batalla de la Lágrimas Innumerables, da al enemigo por muerto. Pero Galadriel, en su desafío, pierde contra Gil-Galad y se embarca a Valinor. Las razones por las que hace lo que hace al final del capítulo me parecen un poco pobres. No he tenido la sensación de que Galadriel sea este gran personaje y me da que es una cuota más que se ha impuesto en la serie, la de la mujer empoderada. Quiero ver que tenga un desarrollo a la altura de la protagonista.

Al final del capítulo, enfocado en la trama de Galadriel me gustaría hacer un par de comentarios sobre Elrond y Gil-Galad. El primero le comenta a Galadriel que en Valinor sanará por dentro y que la venganza dejará de ser una meta. ¿Cómo lo sabe? Se da la sensación de que Elrond conoce Valinor, pero nunca ha estado ahí. Recordad que Elrond en semi-humano y nació en la Tierra Media en la Primera Edad. Creo que es un error claro al no tener en cuenta el legendarium. La segunda parte es la de Gil-Galad recogiendo una hoja de Lindon pudriéndose, premonición de la vuelta del mal que advertía Galadriel.

Trama de humanos y elfos silvanos. Arondir

La trama que corresponde a Arondir me tiene roto por dentro. Arondir es un elfo silvano que está destacado en las tierras del este de la Tierra Media. En concreto, en un puesto de avanzada élfico vigilando a los humanos que apoyaron a Sauron en la guerra descrita en el prólogo. El pueblo que le ha sido asignado es el de Tirharad, un pueblo que se encuentra en una zona en la que viven hombres, las ‘Tierras del Sur’. Si uno es suficientemente avispado se da cuenta de la región tan peligrosa en la que se encuentra este poblado, que no es otra que la del Mordor que conoceremos en ‘El Señor de los Anillos’.

Los pueblos de Tirharad y Horden no son citados en ningún momento en la obra de Tolkien. Al final del primer episodio nos encontramos que Horden está en llamas y que no queda rastro de vida humana. En Tirharad los animales comienzan a estar afectados por un veneno desconocido. La gente detesta la presencia de los elfos, ya que son pueblos que juraron lealtad a Morgoth. Se dan una serie de circunstancias muy interesantes para ver el renacer el reino oscuro de Mordor. Y no me puede gustar más ver la transformación que van a sufrir las fronteras del sur y cómo un lugar verde terminará empañado por aire venenoso y por la piedra bañada en el azufre del Monte del Destino.

Aquí un tema no canónico que podría echarse muy en cara y que no me ha gustado nada es la insinuación de romance entre Arondir y Bronwyn. Los romances cruzados en la obra de Tolkien son muy pocos y tan épicos como trágicos. Ya lo intentó Peter Jackson en su trilogía del Hobbit, con funesto resultado para Kili y Tauriel. Recordemos que los dos romances donde se cruzaron razas fueron Beren y Luthien, junto con Aragorn y Arwen. Ambos épicos, ambos muy bien construidos. Lo de  Arondir y Bronwyn es querer encorsetar demasiado pronto, con personajes con los que todavía no se ha calibrado su valor, un romance que a estas alturas no tiene ningún tipo de sentido, salvo contentar a la masa femenina y hacerlo atractivo.

Trama de los Hobbits

En este primer capítulo se nos presenta a una de las razas de Hobbits que poblaban la Tierra Media, los Pelosos (o Harfoots). Del legendarium de Tolkien no tenemos noticias de ninguna de las tres ramas de razas hobbits (Albos, Pelosos y Fuertes) hasta bien entrada la Tercera Edad, cuando un encuentro con los éothéod (antepasados de los rohirrim) los llevó a migrar de los valles cercanos al río Anduin hacia el norte y el oeste, estableciéndose en lugares como La Comarca en el s. XVII de la Tercera Edad.

Al ser de origen desconocido, la gente de Amazon ha creado toda la trama de esta raza y lo han hecho de una manera muy inteligente. Dado que los hobbits no aparecieron hasta la Tercera Edad, para los hombres, elfos y enanos su existencia no era conocida. Es por ello que se habla de un pueblo migratorio y que busca no verse involucrado en los eventos de la gente grande. El modelo que escogen para esconderse me parece muy acertado. La nota discordante de este pueblo será el personaje de Nori, una hobbit que tiene curiosidad por conocer el mundo exterior.

Me crea mucha curiosidad el libro de Sadoc. Los cazadores avistados van a ser el primer de los acontecimientos que aparecen en su libro. ¿De dónde sale este libro? ¿Qué información tiene? No eran los hobbits conocidos por inmiscuirse en los grandes eventos de la Tierra Media, entonces que hace Sadoc con un libro en que unos cazadores son una premonición de que ‘los cielos están extraños’ . Todo esto sirve de previa de la aparición del famoso hombre meteorito.

En una secuencia prodigiosa, la presentación del hombre meteorito se da a través de la bola de fuego que pudimos ver en los trailers. De origen desconocido, como un meteoro llameante, algo surca el cielo sin destino. La vista llega a todos los seres de la Tierra Media, a Elrond y Celebrimbor, a Gil-Galad, a Arondir y Bronwyn. La secuencia sirve para descubrir a unos ents (veremos si tienen importancia en siguientes capítulos), pero donde recae es cerca de los dominios de los Pelosos. Nori, en su afán curioso investigará que o quien lleva dentro esta sorpresa.

Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Latest Posts By Javier GF

Category

General

Related posts