Esta semana necesitaba algo que me llegara al kokoro, como dicen los japoneses. El kokoro lo podríamos asemejar al significado que tiene el alma. En su día este anime me cautivó, pero he de reconocer que este segundo visionado lo ha hecho incluso más mágico todavía. Al ser shönen tiene ese punto gamberro que tan necesario es, pero las grandes virtudes que tiene Shigatsu wa Kimi no Uso es la capacidad de trasladarnos por un infinito torrente de emociones y pensamientos a través de la música.

Y es que Shigatsu wa Kimi no Uso (la encontramos en Netflix por Your lie in April) es una auténtica obra maestra, y, aun siendo shönen (indicada para un público más adolescente) la temática es tan diversa, divertida, dura y alegre, que podría apreciarlo desde un joven hasta un adulto. A lo largo de la serie iremos descubriendo diversos personajes, pero si hay que centrarse en alguno deberían de ser en Arima Kousei y Kaori Miyazono. Kousei (el metrónomo humano) es un prodigio del piano instruido por su madre. Después del severo aprendizaje y de la muerte de su madre, su fantasma le persigue, haciéndole un incapaz para tocar otra vez el piano. Kaori en cambio es todo lo contrario, alegría a raudales, una persona entusiasta del violín y que rebosa muchísima energía.

Es este planteamiento de los personajes tan opuesto que cautiva, ya que el oscuro mundo de Kousei está a punto de cambiar. A partir del minuto 1 vemos como Kaori y Kousei colisionan, y de esos terremotos salen situaciones increíbles, que hablan de muchísimas cosas más allá de la música. La química que transmiten estos dos te engancha desde el primer minuto. Shigatsu Wa Kimi No Uso trata muchos temas increíblemente entrelazadas en los 22 episodios que dura la serie. Trata de como superar la adversidad, de como crecer en el camino del artista, de como interpretar los sentimientos propios y ajenos, de envidia, de consuelo, de amistad, de remordimiento, del dolor. La lista seguiría creciendo y nos os la quiero poner para hacer spoiler, porque es un anime que hay que ver.

Pero Shigatsu wa Kimi no Uso no es un dúo. Si algo lo caracteriza son los personajes que completan el mapa alrededor de Kaori y Kousei. Los amigos de la infancia Tsubaki Sawabe y Ryouta Watari nos acompañan desde muy al inicio, destacando el papel de Tsubaki, con la que nos han deleitado con algún capitulo con ella como protagonista, descubriendo un personaje maravilloso. Aquí el equipo de guión tiene un sobresaliente, ya que no nos presentan todo lo relevante al principio, sino que van hilando a la perfección la historia, dejándonos pequeñas semillas de como va a ir evolucionando todo, a medida que nos van presentando personajes completamente nuevos, como la otra pareja que llama la atención que son Emi Igawa y Takeshi Aiza. Inspirados en el pequeño Kousei, se hacen pianistas y su rival a batir, y a medida que Kousei se va introduciendo de nuevo en el mundo del piano van ganando un protagonismo que hacen que el lienzo de personajes de la serie sea cada vez más perfecto.

Tengo que reconocer que tardé en dar el paso en verlo, aunque sabía de su existencia gracias a a su maravillosa banda sonora. El piano y el violín son mis dos instrumentos de música clásica favoritos de largo, y aquí están representados con una belleza excepcional. La calidad que le ha puesto estudio  A-1 Pictures (Sword Art Online, Fairy Tail o Ao no exorcist, entre otros) es de una calidad sublime. Que la trama esté centrada en shigatsu (abril) tampoco tiene desperdicio, ya que nos permite ver Japón en el florecimiento del cerezo, que es cuando más merece la pena ver (no es por dar envidia, pero me voy el año que viene a verlo ;) ).

Si hay algo que me gusta del anime es el cuidado del detalle y como parece que todo detrás tiene un sentido oculto siempre. Por ejemplo, la manía del cuervo y la muerte. O la del protagonismo que cobran los gatos en este anime. Pero si hay que destacar una de ellas es sin duda la leyenda del hilo rojo, que nos describe que las personas destinadas a conocerse están conectadas por un hilo rojo invisible. Este hilo nunca desaparece y permanece constantemente atado a sus dedos, a pesar del tiempo y la distancia. No importa lo que tardes en conocer a esa persona, ni importa el tiempo que pases sin verla, ni siquiera importa si vives en la otra punta del mundo: el hilo se estirará hasta el infinito pero nunca se romperá.

Shigatsu wa Kimi no Uso es un anime que lo tiene todo. Punto cómico, punto de pelea (musical), punto juvenil, punto de romance, punto de pena. De los que llegan al kokoro y se quedan para siempre, es muy parecido a Kimi no Na wa. Si te gustó la película, te gustará la serie. 100% Obra maestra del anime

Dirección
Guión
Personajes
Calidad animación
Banda Sonora
Puntuación
Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Latest Posts By Javier GF

Category

General

Related posts