Nunca creí que tendría la oportunidad de escribir sobre esta trilogía. Y me hace muchísima ilusión. Puede que hasta sirva como de precedente de la serie que nos trae Amazon, o por el simple hecho de completar el Especial del Hobbit que hice una vez se terminaron las 3 innecesarias películas que llevaron al cine su adaptación. Para mí, a nivel personal, Tolkien y el Señor de los Anillos es algo que supera cualquier cosa. He leído, estudiado y hasta venerado a Tolkien, por sus convicciones, por su historia y su voluntad de dotar de una mitología a Inglaterra le llevó a crear una obra maestra de la literatura universal.

Hace mucho daño pasear por FNAC o la Casa del Libro, o cualquier otra librería y encontrarte la obra de Tolkien en la sección de literatura adolescente. Entiendo que puede ser así para gente que no ha tenido la oportunidad de leer y/o meditar su obra, porque el sentido que confiera a Tolkien el Señor de los Anillos es mucho más grande que para ser leído solamente por adolescentes. Si bien es cierto que en el Hobbit Tolkien reconoció que fue una historia con lo que entretener a sus hijos, una vez finalizada, con El Señor de los Anillos continuó con la historia del Anillo Único. Un elemento que no había acabado de cerrar y que a medida que iba escribiendo aparecían más y más elementos interesantes.

Quizá fue eso lo que atrajo a Peter Jackson para llevar a cabo un trabajo que cambiaría para siempre la historia del cine. Consolidó definitivamente la sagas épicas (que la trilogía precuela de Star Wars apareciera en paralelo puede que también ayudara), introdujo una tecnología nunca antes vista en el cine, los amigos de Weta Workshops hicieron maravillas con las recreación de todo tipo de personajes y criaturas muy pocos veces vistas en el cine (orcos, Nazgul voladores, trasgos, y un largo etcétera). Pero si hay algo que agradecer a Jackson es el cariño y la (casi) fidelidad que tuvo al adaptar la obra de Tolkien. No se conoce otro caso como él. Meses después de ganar el Oscar siguió trabajando en el proyecto para regalarnos las versiones extendidas, de obligado visionado. Una pena que las plataformas digitales no la ofrezcan. Es por ello que un fan de verdad consiguió los DVDs coleccionista, dando pie a una nueva forma de merchandising, en la que caemos como bobos, yo el primero.

Otra de las cosas que cambió para siempre fue mi pasión por las bandas sonoras. Puede que sí, tuviera alguna canción fetiche de mi infancia, como la marcha imperial, etc. Pero he tenido muy pocos crushes en mi vida musical, como para no saber reconocer que la obra de Howard Shore me hizo aficionarme a este mundo para siempre. Si eres fan de la técnica de la música te recomendaría una sería de videos, pero como seguro que ya los has visto entenderás como de cerrada es esta obra. Howard Shore y el Señor de los Anillos (no para el Hobbit) siempre suma. Da igual la circunstancias, son tantos los temas increíbles que tiene que es un non-stop.

Y es que solamente con el prólogo que nos hace la dama Galadriel al comienzo de La Comunidad del Anillo ya hemos caído en la trampa. “El mundo ha cambiado” vaticina. Y para siempre. Sirva esta introducción para no iniciados como gancho para poder entender esta obra:

Y comenzamos a rodar. La Comunidad del Anillo está puede que no sea la obra como película más completa. Pero sirve como perfecta introducción para la saga y es de largo el libro que mejor está adaptado a la gran pantalla. Es por ello que tiene esa magia, no se como expresarlo, un punto romántico-épico que hace que una vez entres al juego ya no puedas salir. Si antes de 2001 decías que ibas a ver una película de elfos, orcos, hobbits, trolls o magos, la calificación de nerd igual no era buena idea. Pero Peter Jackson lo hizo entendible y accesible a todo el mundo. Y de qué forma. Cuando comento que cambió el cine para siempre siempre me acuerdo de la majestuosidad de alguna de sus escenas. Ese impacto visual no se había hecho con tanto detalle previamente. La Batalla en Dagorlad, durante el prólogo nos pone en el fin de la segunda edad de los hombres. Jamás he visto tanto detalle de un enfrentamiento tan colosal entre dos ejércitos. Pero no solamente eso, el cuidad de Rivendel o Lothlorien, la majestuosidad de las Minas de Moria o esa belleza de país que es Nueva Zelanda en los planos abiertos con helicóptero ya valen la entrada.

Pero no solamente por los detalles técnicos. Nos presenta también un grupo de protagonistas absolutamente creíbles y que sirven de perfecto descubirmiento para algunos, y la consolidadcion de grandes carreras para otros. Como he dicho antes, cada raza comparte ese punto común, pero (utilizando a Aragorn y a Boromir) como ejemplos, cada personaje introduce ese matiz que les da ese punto diferente (lealtad contra orgullo).

Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos,

un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas.

Una vez se mencionan está palabras en un lenguaje que no emplearé aquí, la Comunidad se enfrenta al mayor de los males con el objetivo de destruir el Anillo Único. Desde el mismo nacimiento en el Concilio de Elrond veremos esa curiosa compañía superar toda clase de retos durante la primera película. Saruman les hará sufrir y tomar caminos que no deben ser tomados. Y eso nos va a aportar mucho disfrute, ya que nos hará viajar por Caradhras, Lothlorien, los llanos del Isen y por Moria (sobretodo Moria). Aún me sobrecojo cuando veo esas columnas en el gran salón de Moria. Y la recreación de los trasgos, del Balrog y la lucha en el punto de Khazad-Dum son increíbles.

De ahí la Comunidad llega a a Lothlorien y conocermos a Galabriel, que nos dará ¿paz? Para entender la prueba de la Galadriel en el espejo hay que leerse el Simarillion amigos. Galadriel nunca fue tan buena como aparenta para Peter Jackson. Pero a cada uno de los miembros de la Compañía da un regalo y todos salimos del bosque de Lorien descansados y con ánimos renovados, que harán falta. Ya que Saruman no ha dicho su última palabra. Un destacamento de Uruk-hai comandados por Lurtz tiende una emboscada a la Compañía cerca de los Argonath. Y después de la escaramuza la Compañía se divide. En mi caso decir que la escena que más me emociona de esta película son los palabras de Boromir a Aragorn: “yo te hubiese seguido mi hermano…mi capitán…mi rey… ”. Siento un escalofrío cada vez que revivo esa escena. Y si encima lo acompañas por Enya en la banda sonora de Shore, los pelos como escarpias.

Y ahí termina la primera parte de esta trilogía. La Comunidad partida en 2, Sam y Frodo llegando a Emyn Muil vislumbrando las tiniebras de Mordor y Legolas, Aragorn y Gimli a la caza de los supervivientes Uruk-hai, que han tomado a Merry y a Pipin como rehenes. Comenzamos con Las Dos Torres. La Torre de Barad-dûr (Mordor) y Torre de Orthanc (Isengard) han soltado las riendas y se han entregado a la creación de unos ejércitos con el objetivo de conquistar toda la Tierra Media. Mientras tanto, un invitado sorpresa aparece. Gollum, capaz de sacarnos lo mejor y lo peor.

Para mí, esta película es la que más me gusta con diferencia. Además creo que como película es la que más cerrada es de forma individual. Se hubiera la posibilidad de nacer en el universo de Tolkien, elegiría Rohan 100 de las 100 veces. Puede que en este punto Howard Shore y la mitología nórdica tengan algo que ver. Los temas que tiene preparados Shore para Rohan son amor puro y el hecho de que Rohan sea como es, es maravilloso. Aquí Jackson nos vuelve a demuestra porque Nueva Zelanda era el país indicado para poder filmar esta película. Las montañas y los valles que componen Rohan, Fangorn y el Abismo de Helm. Estos tres son los paisajes principales. Pero también visitaremos la Puerta Negra y iremos con Faramir, capitán de Gondor, por los bosques de Ithilien.

Aunque los protagonistas de la saga ya están presentados, nuevas localizaciones nos van a llevar a conocer más personajes interesantes. Sobretodo en la facción de Rohan. A parte del Rey y de Eomer, que me parecen personajes más o menos planos. Eowyn y Lengua de Serpiente van a dar mucho más que hablar. Lengua de Serpiente es un personaje al que le tengo una estima especial, por lo bien caracterizado que está y la trama de poder de la corte de Edoras. Es una pena que su papel en el Retorno del Rey sea tan ridículo.

Pero toda la belleza que envuelve la trama de Rohan es majestuosa. Como si de un pueblo nórdico se tratase, la deidad a la que adoran los rohirrim son los caballos. Tiene sentido, ¿no? Y para la liberación de Theoden contaremos con el mago blanco, invitado inesperado. Juntos harán librarse del yugo de Saruman a Rohan y se encaminarán a una batalla que decidirá el destino de su reino.

Pero antes de detenernos en el Abismo de Helm, hablemos un poco del gran protagonista de esta segunda película. A mi entender, acepto un debate a cervezas con el que opine lo contrario, Gollum hace una aparición no solo para la saga, sino para el cine en general. Andy Serkis ha venido para quedarse (King Kong, El Planeta de los Simios, etc.). La captura de movimiento ha sido un antes y un después de la industria al que hay que dar gracias a nuestro amigo Peter. Desde Emyn Muil hasta que parten de Osgiliath hace el antro de Ella-Laraña, la irrupción de Smeagol es fabulosa, no solamente por el juego de dos personalidades que tan divertido fue en su momento, sino porque aporta a Frodo ofrecer el camino de la redención a un ser maldito. Lo que decía al principio, las grandes enseñanzas que da el Señor de los Anillos hay que leerlas entre líneas, ya que son muy ricas y muy abundantes.

Volvamos a Helm. En su día fue la batalla más larga de la historia del cine. Superó a Pearl Harbour en ese sentido para regalarnos un espectáculo visual. No voy a entrar en los autohomenajes a Legolas, sino en los detalles que llevaron a una batalla tan espectacular. Aquellos sonidos de las pisadas de los orcos antes de la batalla son auténticos, sacados de un Nueva Zelanda vs Inglaterra de un estadio de cricket. O la estrategia seguida para el asedio, tan detalladamente llevada a la pantalla: las escalas, el orco suicida o las ballestas para las grandes escaleras. Todo por derrotar al mundo de los hombres. Un detalle interesante que aporta Peter Jackson y que no aparece en los libros fue la aparición del escuadrón de elfos al comando de Haldir (un claro homenaje a la alianza de hombre y elfos que Galadriel nos presenta en el prólogo de la primera película). Los hombres estaban solos, y fue su valentía lo que les llevo a la victoria. Y esa escena final, al amanecer del 5o día y la carga de los rohirrim, que nos servirá de aperitivo para la batalla de los Campos de Pelennor. Entre Helm y la invasión de Isengard por parte de los Ents, el frente Oeste de guerra queda solucionado. Toca ver el frente este.

Y llegamos a la última parte, el Retorno del Rey. Si bien es verdad que es la que se llevó todos los galardones de los Oscar, a mi es que menos me gusta de las 3. Que no se me entienda mal, es peliculón. Pero de las 3 me parece que es la que más flaquezas tiene, o lo que no se ha sabido adaptar mejor a los libros. Si bien es cierto que el trabajo es excelente, es la forma de terminar con alguna de las historias lo que no me acaba por convencer. La forma en la que termina Saruman es un buen ejemplo de ello. Esas diferencias con los libros, y algún que otro aspecto (como que el ejército de los muertos se caracterice de esa manera) hacen que disfrute de ella hasta un 9, pero que no sea un 10 completo, llamarme purista. Pero aún así, peliculón mayúsculo.

Como en Las Dos Torres, al llevarnos a conocer nuevos lugares nos hace aumentar la lista de protagonistas. Minas Tirith, Minas Morgul, Cirith Ungol y de nuevo la Puerta Negra. La historia de Gollum/Smeagol, Denethor, Boca de Sauron, Ella-Laraña, el rey de los muertos, etc. Y si bien cada uno cumple su papel no acabo de sentir que sea tan redondo como lo que se consigue con la película precedente. No consigue que empaticemos con ellos o que sintamos ese terror (salvo por el Rey Brujo, personaje acojonante por lo bien que lo han tratado).

Peter Jackson considera el Retorno del Rey como su gran obra maestra. Y puede que haga bien si la considera la culminación de las tres películas, como película independiente, la veo algo carente de guion. Es una sucesión infinita de situaciones que buscan ser épicas, y que casi todas los consiguen. Hay escenas que te hacen sufrir (la carga de los Mumakil, el Rey Brujo y el sacrificio de Theoden), escenas que te levantaran del asiento (sirva la carga de los rohirrim en el campo de Pelennor como la mejor carga de toda la historia del cine), la escena del antro de Ella-Laraña es terrorífica y otras que te harán llorar. La partida de Frodo en los Puertos Grises me hizo llorar, lo reconozco. Bueno tengo que decir en este caso que recuerdo haber comprado la banda sonora antes de ver la película y también me hizo llorar antes de ver esa escena, así que igual no soy muy imparcial.

Por mucho que siga escribiendo siento que no voy a poder trasladar todo lo que pretendo. Son muchas las escenas que merecen ser mencionadas. muchos los personajes, las circunstancias y temía que este post pudiera ser extremadamente más largo. Esta experiencia hay que vivirla. Fue el director adecuado, en el momento adecuado, con los actores adecuados, en el país adecuado, con una idea genial, loca y con todo a favor. La apuesta que se hizo hace casi dos décadas con la trilogía de ‘El señor de los anillos’ se mantiene como un accidente cultural inimitable. Ni siquiera Peter Jackson ha podido superarlo, ni acercarse si quiera, pese a que su ‘King Kong’ (2005) fuera mejor de lo que se recuerda o por el batacazo que se pega con Mortal Engines. No ha habido un proyecto de características similares desde entonces, y no tiene pinta que vaya a haberlo en breves tampoco. Todo se presentó de cara para revolucionar la industria del cine, con una locura hecha a cabo por un genio y un fan. Desde entonces busco un momento para visitar Nueva Zelanda y hacer mi peregrinación a Tierra Santa (digo, Media). Eso y las notas de Howard Shore, la banda sonora que de largo más me ha conseguido cautivar en el cine. Me acompañará siempre y nunca me cansaré de volver a ver la recreación de Jackson, que ha pasado simplemente de ser una saga de películas épicas a ser uno de los grandes clásicos del cine. Punto.

Por cierto, no he comentado nada sobre las versiones extendidas ya que considero que todo buen fan estará al tanto. Pero su visionado es obligatorio. Dota de mucho más sentido la obra y permite tapar algunos agujeros que pueden ser cuestionables desde un principio. Escenas como la entrevista con Boca de Sauron, Gollum persiguiendo a la comunidad en Rhovanion o las casas de curación. Además de algún detalle más en las grandes batallas de Helm o Pelennor, imperdibles.

Quiz del Fan

  • ¿Qué película de las tres te ha gustado más?

Unpopular opinión: las Dos Torres, aunque el Retorno del Rey tiene la mayor escena épica de la historia del cine, la carga de los Rohirrim

  • ¿Qué personaje de la saga te ha gustado más?

Muchos, pero mis favoritos son Sam y Aragorn en la luz, Lengua de Serpiente es increíble

  • ¿Qué personaje es el que menos te ha gustado?

Gimli, demasiado simplón y tontorrón

  • ¿Tema musical preferido?

Cualquiera que cante Ben del Maestro, que voz tan angelical por dios.

  • ¿Qué lugar visitado en la Tierra Media te ha gustado más?

Me tomaría una pinta en el Pony Pisador

  • ¿Escena favorita de la saga?

La Carga de los Rohirrim sin lugar a dudas

  • ¿Qué te ha molestado más de las invenciones de PJ?

Algunas que afortunadamante no salieron a la luz como Arwen luchando en el Abismo de Helm

  • ¿Personaje/escena del libro que te gustaría que hubiera salido?

Tom Bombadil y los tumularios

  • ¿Actor favorito de la saga?

Ian McKellen

Direccion
Guion
Personajes
Adaptación
Banda Sonora
Puntuación
Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...

Join the conversation! 2 Comments

  1. Como suscribo cada palabra del post y puedo arrojar poca luz a lo qeu has dicho. Más allá de agradecerte el post porque ha sido como viajar en el tiempos a aquellos días en los que año a año esperábamos el estreno de estas películas. sólo puedo responder al Quiz del Fan

    ¿Qué película de las tres te ha gustado más?
    Las Dos torres, siempre me ha parecido la más completa.

    ¿Qué personaje de la saga te ha gustado más?
    El Dúo Legolas Gimli, siempre ha sido mi favorito de esta saga.

    ¿Qué personaje es el que menos te ha gustado?
    No me gustó Karl urban como Eomer, no le dio bien enfoque al personaje.

    ¿Tema musical preferido?
    El tema de Rohan, me lo he puesto siempre en blucle. Aunque como dices los créditos iniciales de la comunidad del anillo….

    ¿Qué lugar visitado en la Tierra Media te ha gustado más?
    Gondor, es imponente.

    ¿Escena favorita de la saga?
    Mezclado con el tema de rohan, el llanto de eowin mientras aragorn llega a rohan. Se me saltan las lagrimitas.

    ¿Qué te ha molestado más de las invenciones de PJ?
    no sabría decir ahora, lo tengo muy oxidado

    ¿Personaje/escena del libro que te gustaría que hubiera salido?

    claramente Tom

    ¿Actor favorito de la saga?

    Cate Blanchet, sin duda se hace con la dama Galadriel, como nadie.

  2. OOOOOOOOO el tema de Eowyn !! Es increible !!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Category

General

Related posts