My Name

18 noviembre 2021 - Por

Llevaba semanas queriendo hincarle el diente al k-drama ‘My Name’. Después del gran éxito que ha tenido ‘El Juego del Calamar’ y la apuesta de la plataforma Netflix por la series surcoreanas, esta era la siguiente en la lista. Por las críticas que había escuchado y de dónde venían, sabía que no me iba a defraudar, y la verdad es que ‘My Name’ no lo hace, sino que además tarda muy poco en engancharte.

Esta serie va a contar la historia de Yoon Ji Woo, una niña cuyo padre la tiene desatendida y que sufre de bullying en el colegio. En unas circunstancias de crecimiento no ideales, echa de menos a su fallecida madre y puede contar muy poco con su padre. El día de su cumpleaños, cuando su padre por fin va a verla, asiste impasible a su asesinato. En su deseo de venganza, Yoon Ji Woo comenzará una cruzada personal, se unirá a una red criminal y se infiltrará en la policía. Su objetivo, conocer al verdadero asesino de su padre y darle muerte.

Es muy interesante vivir este viaje de Ji Woo. El crecimiento y desarrollo de este personaje es el núcleo de la serie. Todo gira entorno a ella. Apadrinada por el mejor amigo de su padre, Choi Mu-jin, se une a la conocida como la Organización (también llamada Dongcheon), una red de criminales que trafican con droga y que tienen un gimnasio donde entrenan a sus reclutas. Es allí donde Ji Woo va comenzar a focalizar su objetivo y pasa de ser una niña asustada y débil a convertirse en una mujer decidida, fuerte y tenaz.

La misión de unirse al cuerpo de policía es la de investigar la muerte de su padre, pero también sirve al propósito de Choi Mu-jin de tener una fuente de información dentro del cuerpo. En un cóctel donde se dan todos los ingredientes ya conocidos para este tipo de dramas, la fuerza de ‘My Name’ no esta tanto en la historia que quiere contar sino en el entramado de personajes que presenta. La historia de los dobles agentes y drogas ya le hemos visto varias veces, en este caso, la gracia es plantear un escenario donde lo imprevisible provocará muchos sobresaltos.

Tanto a nivel de guion como en la realización y producción de ‘My Name’, la serie tiene mucha fuerza. Evidentemente ya hemos dicho que la historia es habitual, pero la red de personajes que se teje alrededor de Ji Woo es muy sólida, y su evolución, acorde con la de la protagonista. Choi Mu-jin como mentor me ha parecido un gran personaje, muy creíble. Los compañeros del equipo de narcóticos, en especial Pil-do Jeon, es imposible no enamorarse de ellos y de su idealismo. Cha Gi Ho, como jefe de la unidad de narcóticos, tendrá algo que decir del pasado de Ji Woo, que como ya he dicho, es la persona por la que merece la pena ver la serie. Dentro de ese viaje interior, hasta que desata toda su rabia, nos hará sentir todos los sentimientos que ella lleva dentro. Nos hará reír, llorar, sufrir y sangrar. Han So Hee hace suyo al personaje y lo interpreta de forma magistral.

¿Dónde se debe situar nuestra lealtad? ¿En Ji Woo? ¿En la Organización? ¿En Choi Mu-jin? La serie formula a lo largo de los capítulos una interesante pregunta. Dado que los protagonistas han tenido la mala fortuna de probar el lado amargo de la vida, se corre el riesgo de caer por esa espiral negativa de sentimientos, queriendo quemar todo y a todos alrededor. Venganza. Ese es el objetivo. Pero, y luego, ¿qué? Es una reflexión interesante que Pil-do hace de manera audaz y enseña a Ji Woo que el objetivo de la vida es el de ser feliz, como lo hubiera querido su difunto padre.

Otro de los puntos fuertes de ‘My Name’ es el realismo que el que se ha rodado. Si bien en la primera mitad (y sobretodo al final) la serie se centra mucho en las peleas de nivel callejero, el realismo de las las luchas está muy conseguido. Puede que los chorros de sangre a los 300 sea demasiado, pero cuando se pelea con cuchillos es cierto que el tomate puede saltar. A parte de las escenas de lucha, la fotografía de la serie regala estampas del país surcoreano preciosas. Además cuenta con unos grandes girón de guion, en los que hace que Ji Woo (y por extensión los espectadores), nos haremos plantear los aliados reales con los que cuenta. Para acabar, resaltar la banda sonora, que cumple perfectamente el cometido de resaltar las escenas de tensión, acción y suspense. Acierto total.

Es verdad que al ser koreana, y que muchos de sus nombres sean complicados, hace que no se acabe de seguir al 100% y se corra el riesgo de perderse en algún detalle cuando se menciona a alguien. Pero que eso no quite que estamos ante una gran serie de acción, drama y suspense, que nos tendrá hipnotizados durante sus 8 cortos capítulos. Pero ya me gusta que sea así, una serie clara, concisa y concreta que nos hará disfrutar de muchas dosis de acción y peleas, además de tener inteligencia en su desarrollo.

Direccion
Guion
Personajes
Fotografía
Banda Sonora
Puntuación
Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Category

General, Netflix

Related posts