#Isabel39 Tremendo Final

2 diciembre 2014 - Por

Ayer puso fin la serie de ficción histórica española de Isabel. Durante la noche de ayer, el grupo de #Isabelinos estuvimos comentando cada una de las escenas que componen el magnífico capítulo de cierre de esta pedazo de serie producida por DiagonalTV. Como buen fan contribuí con comentarios y agradecimientos a los que nos han hecho pasar tan buen rato, pero me faltaba algo. Algo me decía que tenía que escribir algo más de 140 caracteres para dar mi pequeño homenaje a esta serie, en la que muy a mi pesar me he enganchado tarde, pero que no me ha dejado indiferente y me he metido en toda su esencia.

Pues bien, #Isabel39 es un capítulo en el que se nota que Jordi Frades ha puesto toda la carne en el asador y no ha querido que ningún  fotograma estuviera al azar. La misión de nuestros reyes es dejar todo bien dispuesto antes de la muerte de Isabel. Todo bien dispuesto significa acabar de una vez por todas de las intrigas de Felipe el Hermoso y Pacheco, y dejar la sucesión del trono de Castilla en buenas manos. Me encanta la jugada del diario. Es uno de esos momentos en los que te la juegas con la seriedad de la serie, que estos pequeños detalles estén cuidados y que encajen, y de calidad han ido sobrados. Perfectos.

Gabinete

Pero el capítulo da para mucho más. Me ha encantado el homenaje que se ha ido haciendo a “casi” todos los personajes que han compuesto las tres temporadas de la serie. Todos ellos han tenido su momento, en el que los hemos podido recordar con cariño, como el Gran Capitán, su Eminencia Reverendísima, Enrique IV, don Juan Pacheco, etc. Todo ello con el ánimo de cerrar una serie haciendo un homenaje a los diferentes personajes relevantes. Pero del que me hizo más ilusión que apareciera fue Don Cristóbal Colón. Muy fan de este personaje interpretado por Julio Manrique, desgarrador el momento en el que la reina ha muerto y no se ha podido despedir de ella. Las lagrimillas en los ojos ya las llevábamos todos.

Sin título

Y esto me lleva al final del capítulo, que cierra con la muerte de Isabel. Con paquete de kleenex incorporado por si las moscas, y con una dirección que nos ha ido llevando poco a poco al fatídico momento en el que decimos #AdiosIsabel, larga vida a la Reina. Son momentos cargados de tensión, pena, etc. Son muchos los sentimientos encontrados en los que Michelle Jenner y Rodolfo Sancho, nuestros reyes católicos, nos hacen pasar un rato en el que las emociones están a flor de piel. A partir de ese momento, todos nuestros personajes se van derrumbando, comenzando por Chacón (que grande eres) y terminando con su amiga de la infancia Isabel de Bobadilla. Imposible no emocionarse. Frases muy bien escogidas. Como colofón, la escena final de la entrega de la corona por Fernando es como decimos por aquí ‘de traca i mocador’, esplendoroso final y desgarrador grito de Viva la Reina Juana, la adrenalina al mil por mil.

B3yWiimIcAAA9sQ

¿Cómo es imposible no emocionarse? La respuesta la tiene Federico Jusid. No sé si se le puede asignar como obra maestra las partituras que ha compuesto para Isabel, lo que si se es que se han convertido en unas de mi referencia. Como el bien explica en el making of posterior al capítulo, la música se convierte en un personaje más, en el importante, ya que es el que hace que todo encaje y es el que provoca unos sentimientos en el espectador y otros. Muy bien reflejado en la explicación del parto de Juana la Loca, y la oscuridad que ello supone a un acto tan bonito.

En resumen, un final de serie perfecto. Sin más. Me duele y me encanta que la serie esté definida para tres temporadas y que eso se respete. Me duele por el hecho de que no volveremos a ver nunca más el vuelo del águila y que los lunes se quedan un poco huérfanos y porque no vamos a tener más encuentros con los personajes que nos han encantado, cuya lista es infinita. Me alegra por otra parte porque es un producto completo. No se ha caído en la tendencia americana de estirar y deformar un buen producto por el simple hecho de que reporta beneficios. En este sentido, chapeau para Jordi Frades y dejarnos la historia perfecta de Isabel la Católica. Como comenté ayer, se va una pequeña parte de alma, pero siempre estarán ahí esos momentos en los que los personajes, los que nos han hecho vibrar, ya serán eternos. Brutal el making of posterior al capítulo, merece la pena quedarse a verlo y perder una hora de sueño. Se demuestra que seas de donde seas, si se hacen las cosas bien y sueñas a lo grande surge el ¿y por qué no? Esa ha sido la filosofía que DiagonalTV y nuestro amigo Jordi Frades y su séquito han seguido para crear en mi opinión uno de los productos en forma de serie mejor conseguidos de los que yo haya visto. Duele dejarlo, ya que nos tenía enganchados, pero a medida que pase el tiempo nos daremos cuenta del impacto y la calidad de la serie.

Viva Castilla, Vivan los Reyes, los lunes están huérfanos, pero el recuerdo permanece.

Fdo: vuestros súbditos.

Nos vemos en #Isabel40

 

Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Join the conversation! 6 Comments

Deja un comentario

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Category

General

Related posts