24 Marzo 2011

There be dragons

Robert, periodista, tiene en mente escribir un libro sobre la vida de Josemaría Escrivá, un sacerdote en proceso de canonización. En el transcurso de su investigación deberá hablar con su padre, Manolo Torres, con el que no mantiene contacto desde hace ocho años. Pero esa separación entre padre e hijo no será el mayor obstáculo de Robert, sino el hecho de que su padre guarda peliagudos secretos de su vida pasada. Unos secretos muy dolorosos e ignominiosos como para sacar a la luz. Unos secretos que tienen como pico afilado la cruenta guerra civil española.

Ayer tuve la suerte de acudir a la premier de la película en el cine Capitol (Madrid), y no salí nada defraudado. El evento comenzó con una introducción de Anne Igartiburu, que nos presentó a los productores Ignacio Gómez-Sancha e Ignacio Nuñez, ambos nos deleitaron con unas breves palabras, aunque no antes de invitar al estrado a un selecto grupo de actores. Después, Anne hizo una serie de preguntas a los actores principales: Charlie Cox (Josemaría Escrivá), Wes Bentley (Manolo Torres), Olga Kurylenko (Ildiko), Dougray Scott (Robert), Rodrigo Santoro (Oriol) y Ana Torrent (Dolores). Todos hablaron de temas relacionados con el rodaje, lo que les había parecido la película, el director (Roland Joffé)… pero lo más sorprendente fue la declaración de Wes Bentley. Wes nos contó que, antes de hacer la película, estaba en un momento oscuro de su vida y que, tanto la película como sus compañeros de reparto, le habían cambiado la vida. Se mostró muy afectuoso con ellos por haberle ayudado.

A continuación, nos pusieron en la pantalla una declaración del director. El cuál, debido a que le requerían en la India para diversos trámites con su nueva película no puedo acudir al acto. Pero se disculpó por aquél desafortunado incidente. Roland nos relató su experiencia al dirigir la película y aunque se declaró poco religioso, dijo que la vida del santo le llamó mucho la atención y decidió enfrascarse en esta trepidante aventura.

Terminadas ya todas las presentaciones y declaraciones, dio comienzo el film.

Roland Joffé (director de Los gritos del silencio y La misión) dirige, produce y firma el guión de éste film, que dará mucho de que hablar, en el que nos seduce con un inmejorable esfuerzo de producción. Una producción que costó treinta seis millones de dólares, invertidos por numerosos y generosos inversores.

Roland nos demuestra que con un film ya de por sí con tirón popular, no era buena idea meterse en greñas políticas y la dialéctica de los vencedores y los vencidos queda en suspense, no inmiscuyéndose en un temario no acordé con el argumento de la película, lo que sin duda le da más fuerza al film.

Contamos, sin embargo, con una narración briosa en la que luchan, de forma pareja, tanto los problemas personales como la difícil tarea de ponerse en la piel del otro, sin otro objetivo que comprender sus actuaciones, sus motivos, sus propias luchas personales. Una narración flamante que no nos deja descansar hasta conducirnos a un emocionante final.

El acierto en el reparto es conmovedor, pero la mejor actuación sin duda es la de Charlie Cox que encarna de forma espectacular la figura de San Josemaría. Y aunque nos confesó el ayer que su madre le decía que no tiene mérito interpretar a un santo, desde aquí le doy mi enhorabuena por su gran actuación.

Asimismo, no debemos olvidar a los demás actores que dan vida a la película, en especial a Wes Bentley, que interpreta al personaje creado especialmente para esta película: Manolo Torres. Un personaje con un drama personal enorme: un espía nacionalista en el bando franquista, embaucado por la joven húngara Ildiko, y amigo de la infancia de San Josemaría. Su actuación tanto como el joven Torres como el anciano Torres, es soberbia.

Y a los demás: Dougray Scott (un actor al que le tengo gran cariño por su papel en “Por siempre jamás”), Olga Kurylenko (no especialmente atractiva en el film muy a mi pesar, pero también impresionante en su papel), Ana Torrent, y Rodrigo Santoro he de darles una enhorabuena por su actuación.

Por lo que he de decir que Roland acierta con esta película en la que la fotografía de las dos épocas, como la puesta en escena de la guerra civil está muy lograda. Una banda sonora buena (en mi opinión lo único mejorable del film, aunque consta de momentos increíbles) y un oscarizado equipo artístico en el que encontramos al compositor Stephen Warbeck y a la diseñadora de vestuario Yvonne Blake entre otros, que nos hace ver que el reparto de estatuillas muchas veces no es por otra cosa que por un buen y merecido trabajo.

En resumen, una película de talla muy alta, que recomiendo ver en el cine (yo la vi en inglés subtitulada al castellano; por lo que en cuanto alguien la vea que comente que tal el doblaje al castellano para cerrar del todo los aspectos de este gran film)

Puntuación:
oscaroscaroscaroscar

Por último debido a votación subiré la foto tan deseada, una foto simple pero de la parrilla principal antes de las preguntas de Anne Igartiburu:

Puntúanos valorando este post Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Join the conversation! 5 Comments

  1. jajaj, ya nos podías haber hecho alguna fotillo del reparto o del equipo que hizo la peli.

    Bueno, parece uqe la peli te ha gustado… a ver si a mi también, que mañana la veo sin falta

  2. Tengo una de los actores que subieron al escenario! Ya te la enseñaré!! La verdad es que me gustó bastante, esta muy lograda!

  3. Publicala aquí y YA

  4. Toto no nos has dicho que te pareció! ¿Te gustó?

  5. Secundo a Toto sube la foto Tio!!

Deja un comentario

About Coke

Apasionado de la informática. Cinéfilo. "Basta el instante de un cerrar de ojos para hacer de un hombre pacífico un guerrero". (Samuel Butler)

Category

Criticas de cine

Tags

, , , ,

Related posts

    Oblivion 12 Abril 2013
    Encontrarás Dragones 28 Marzo 2011
    default
    Centurión 22 Enero 2011