Hacía tiempo, desde el maravilloso piloto que vi allá hace un mes, que quería dedicarle algo de mi tiempo a este pedazo de serie. La verdad es que ha venido bien, ya que como dice un buen amigo mío (Alberto Fijo – Crítico de Cine y TV): “Un piloto es un piloto, hay que esperar a ver cómo evoluciona la serie.” Ejemplos de series que se acaban a los dos capítulos tenemos a patadas (Flashforward es un claro ejemplo). Y eso, amigos míos, es lo que he hecho, esperar a ver cómo avanzaba. Ya vamos por el cuarto capítulo de El Ministerio del Tiempo y puede que en todos ellos se haya tocado casi la perfección.

El Ministerio del Tiempo trata precisamente de eso, de un ministerio secreto que se encarga de evitar que la historia tal y como la conocemos sufra grandes desajustes. Este ministerio ha sido guardado como secreto de estado desde la época de los Reyes Católicos allá por el siglo XV (que gozada en el cap. 4 volver al Reino de Castilla). La manera en la que se puede llevar a cabo esta tarea es la de unas puertas que están situadas en una gruta, a partir de las cuales se pueden acceder a momentos y lugares concretos de la historia, haciendo que los distintos desbarajustes puedan arreglarse in situ. Para ello, el ministerio se encarga de reclutar a aquellas personas de diferentes épocas que puedan servir a este propósito, tal y como podemos ver en los diferentes pasillos que llevan a las puertas del tiempo.

jpg

Y aquí es cuando se nos presenta a los protagonistas, un grupo de tres personas que van a ser los encargados de velar por la salud general del Ministerio. Estos son Julián Martínez (Rodolfo Sancho, ‘Isabel’ ¡Viva el Rey!), un enfermero del servicio de Urgencias de Madrid. Es el miembro del grupo que pertenece a nuestro tiempo, a 2015, lo que vendría siendo un tipo normal y con el que la mayoría de espectadores se van a sentir identificados, poderosísima actuación de Julián. El segundo miembro es Alonso de Entrerríos (Nacho Fresneda, ‘Víctor Ros’, ‘Hospital Central’, soldado de los tercios de Flandes que llega al ministerio desde el siglo XVI, que representa la mano dura y en el que se confía para los momentos de acción. Por último, la cabeza y cerebro del equipo, Amelia Folch (Aura Garrido, ‘Crematorio’), la primera universitaria española, que viene de principios del siglo XX. Este maravilloso y multicultural grupo está dirigido por de Irene Larra (Cayetana Guillén Cuervo, ‘El abuelo’, ‘Raquel busca su sitio’ y Ernesto Jiménez (Juan Gea), del que no se sabe muy bien a qué época pertenece, y ambos responden ante Salvador Martí (Jaime Blach), cabeza visible del Ministerio. Reparto espectacular.

descarga

¿Pero es sólo el reparto lo que ha levantado tantas pasiones? Yo diría que tiene parte de culpa, sí, por lo bien que realzan ciertas situaciones a las que se enfrentan, sobre todo en los contrastes culturales a los que se enfrentan las personas de tiempos pasados en el siglo XXI (en especial las de nuestro amigo Alonso de Entrerríos, un personaje). No, yo más bien diría que lo que ha provocado que todo el mundo haya oído hablar de El Ministerio del Tiempo ha sido la idea, el concepto de la serie y de lo realmente bien que está producida. Para ello, como decía antes, hay que alejarse un poco del piloto para ver cómo transcurren los diferentes episodios y ver si realmente la proyección que se aparenta se cumple, y en este caso, así es.

Tal y como parece, en cada capítulo nos encontraremos una historia diferente: evitar que España pierda la guerra de la independencia contra Francia, encauzar el camino de Lope de Vega o salvar de que hombres sin moral aprovechen las cualidades del ministerio a su antojo son ejemplos de las misiones que ha seguido la serie. Pero no muere allí. En mi opinión, se ha dado en el clavo de hacer que la trama no muera con el episodio, sino que una vez acaba la misión, siempre quedan las preguntas, situaciones que hacen plantearse al espectador el porqué de las decisiones de ciertos personajes (en especial Lola, ¿qué secretos guardará?), y eso es fundamental, ya que mete de lleno al espectador en la historia. Otro punto a favor es el humor. No ese humor cansino, de broma fácil, basta, que es el que parecía haberse hecho dueño de la pantalla los últimos años, sino un humor perfectamente seleccionado, que parece haber sido sacado de la mera inspiración de los personajes en cada momento, igual no acierto a explicarlo del todo, solamente sé que en cada capítulo que he visto de esta serie ha habido algunos momentos de no parar de reír (‘Que opinas del pacto de alternancia entre Cánovas y Sagasta, Julián’), en estos momentos todos están sublimes, pero Rodolfo Sancho pasa a otro nivel, simplemente genial.

1024_2000

En conclusión, El Ministerio del Tiempo ha conseguido dar un paso adelante en la que viene siendo la ficción española. Quitémonos ya el estereotipo de que las series americanas son mejores, que en España podemos hacer las cosas a lo grande. Ciencia ficción con acción y toques de humor a la española, con calidad en los guiones, en los personajes y en el cásting. Momentos de disfrute asegurados.

Ya como fan me plateo una posible pregunta relacionada con el tema de las puertas de la que podemos discutir. El descubrimiento de las puertas se da en el siglo XV, es decir que había un número indeterminado de puertas hasta ese momento. ¿Cómo es posible que haya puertas que dan a momentos posteriores en el tiempo? ¿El número de puertas está determinado, o se pueden ir generando a partir de que la historia principal, la de 2015, va avanzando?

puertas

Ahí os dejo este caramelo, nos vemos de lunes en lunes Ministéricos.

Puntúanos valorando este post Puntúa el post
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Guión
4.5
Producción
4
Reparto
4
Banda Sonora
3.5
Dirección
4.5
Ambientación
5
Overall
4.25

Join the conversation! 8 Comments

  1. Jaja Javi, lo suyo sería decir que en el S XV descubrieron una puerta futura ¿No?

    El cuanto a la serie, como bien dices está muy bien producida, pero yo no alejaría tanto el trabajo del reparto, creo quite están muy bien dirigidos nada más. El punto fuerte de esta serie es chino la dirigen (a parte del guión)

  2. Querido Cotu,

    Veo que has estado poco atento, acontecimientos personales recientes te excusan, pero tal y como dicen, en el Ministerio del Tiempo no se puede viajar al futuro. Esto nos lleva al eterno dilema de las realidades paralelas. Tal y como yo lo veo, esta la historia principal, que es en la que vive Julián y las otras se van añadiendo, es por eso que se puede viajar siempre al pasado. Por eso mi teoría dice que las puertas, a la que pasa un cierto tiempo o sucede algún suceso importante se crean.

    Y a ver si dejas la tablet y te pones a escribir con teclado, que lo ultimo no se entiende nada.

  3. Sí sabemos de qué época es Fernando. De la de Torquemada. El misterio queda resuelto en el capítulo del judío sefardita.

    Por otro lado, si ese judío da la información de la existencia de puertas en el tiempo al pasado (antes de 1492), ¿cómo es posible que haya puertas que lleven a momentos posteriores a 1492? Alguien las crea. Y estoy seguro que dentro de poco aparecerá alguna referencia a una logia, gremio o hermandad (se usarían esas palabras) que construye esas puertas. Esta es mi profecía.

  4. Si te refieres a Juan, ya salió hace tiempo, solo que este articulo se escribió antes de toda esa trama. Y en eso estamos de acuerdo, en algún punto las puertas se van abriendo. Sinceramente espero algo más original que una logia o hermandad. Y aquí no me voy a mojar, espero que me sorprendan y punto. Una vez visto ese punto se valorará. Pero me gusta ver que tenemos otro ministerico suelto.

Deja un comentario

About Javier GF

Editor en la Septimacaja. Ingeniero de profesión, deportista como afición. El espacio es una de mis mayores pasiones, entender como funciona el mundo es indispensable para poder cambiarlo. Devorador de series y agitador de aquellos que nos quieran colar pelis de SerieB como grandes estrenos.

Latest Posts By Javier GF

Category

Series

Related posts